Antimosquitos

Lámpara antimosquitos

Seguro que ya has salido a la calle y te has dado cuenta de la cantidad de mosquitos que empieza a haber. Además, algunos ya se están colando en nuestros hogares y resultan muy molestos.

Cuanto más calor haga, peor será este hecho. Por eso, es momento de adueñarnos de algún sistema antimosquito. En este sentido, una solución beneficiosa y con doble ventaja son las lámparas y bombillas antimosquitos.

Luces a prueba de mosquitos

Las luces antimosquitos son ya una realidad y, sin duda, son un alivio para más de uno. Es posible que a alguna gente le sigua pareciendo una solución poco eficaz, sin embargo no hay que olvidar que los mosquitos se sienten atraídos por la luz azul que estas lámparas emiten. La longitud de onda especial que este tipo de dispositivos utilizan atraen a los mosquitos que al entrar en contacto con las rejillas reciben una descarga de alto voltaje, que los mata de forma rápida e higiénica. Esta luz es invisible para los mosquitos.

La luz es una onda electromagnética, como la de la radio, que resulta visible para los seres vivos. Más concretamente, los seres humanos podemos ver las ondas cuyas longitudes van desde los 390nm a los 750 nm (nm significa nanómetro y es la millonésima parte de un milímetro) que se corresponde con los colores que van desde el azul oscuro al rojo oscuro. A su vez, los insectos perciben un rango de luz que va desde el azul al ultravioleta. Debido a que la luz que emiten este tipo de bombillas no se encuentra en este rango, los mosquitos no la pueden ver. Además, como emplean tecnología LED, que emite menos calor, esto hace que su efecto sea mayor.

¿Cómo se utilizan estas luces antimosquitos?

Elegir la ubicación correcta, enchufar y listo. Así funcionan este tipo de luces antimosquitos. Con ellas, además, tendremos una doble ventaja gracias a su doble o triple función ya que algunas incluyen dos tipos de luz en la misma lámpara. Una para ahuyentar a los mosquitos y otra para iluminar espacios de una forma decorativa.

Dentro de este mundo, existen bombillas que atraen a los mosquitos y en los filamentos electrificados se puede una descarga de alto voltaje que los eliminan de forma rápida e higiénica sin necesidad de utilizar productos químicos. Esto es muy bueno, sobre todo, si tienes niños pequeños o animales que pueden intoxicarse con algunas de las sustancias que se usan en los antimosquitos convencionales. Estas lámparas tienen la ventaja que sirven tanto para exteriores como para interiores, por ejemplo dormitorios, comedor, cocina, patios, terrazas o incluso tiendas de campaña.

Además, la mayoría de estas luces antimosquitos utilizan tecnología LED, lo que les convierte en luces mucho más eficientes que las convencionales, por lo que podremos ahorrar gracias a su instalación. No hay que olvidar que este tipo de iluminación suele consumir casi un 80% menos que las bombillas tradicionales.

¿Cómo funcionan los antimosquitos eléctricos?

Los antimosquitos eléctricos que se basa en un sistema de luz LED-UV atraen mosquitos y otros insectos como moscas o polillas. Como hemos dicho anteriormente éstas lámparas, emiten una luz que es capaz de atraer a los insectos proporcionándole una descarga eléctrica mínima que los elimina en cuanto entra en contacto con el filamento. Gracias a estas características estas lámparas son un producto totalmente seguro para usar en el interior de una vivienda con niños o mascotas, teniendo precaución de dejarlas fuera del alcance de los mismo.

También existen antimosquitos eléctricos que emiten olor o ultrasonidos para ahuyentar a estos molestos insectos.

Actualizado el