¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Hostelería sostenible y turismo de cero emisiones

ecologia

El turismo y la hostelería han sido sectores gravemente afectados desde finales del 2019 cuando irrumpió la pandemia del Covid-19 y su recuperación está aún lejos de producirse, en un contexto caracterizado por la anulación de reservas de última hora y los seguros de viajes reembolsables por cancelaciones imprevistas.

A pesar de la crisis, pero también a través a la oportunidad de reflexión que ha traído consigo, lo cierto es que en el actual mundo globalizado se viaja más que en cualquier otro momento de nuestra historia y el aumento del turismo ha obligado a replantearse, desde hace ya tiempo, el impacto negativo en el medio ambiente de esta actividad, poniéndose de manifiesto la necesidad de avanzar hacia experiencias de un turismo de cero emisiones, coincidiendo con el amplio consenso de los viajeros que cada vez se muestran más exigentes en este sentido debido a un mayor compromiso y conciencia medioambiental.

El proceso para transformarse en un establecimiento de hostelería verdaderamente sostenible supone fijarse unos objetivos y adoptar las medidas eficaces para cumplir con éxito la transformación ecológica. Entre los objetivos destacan el de proporcionar a sus clientes un espacio que haga posible viajar y alojarse de forma sostenible, para lo cual, resulta imprescindible reducir la huella de carbono hasta la completa neutralidad de emisiones de CO2. El primer paso consiste en determinar cuál es la huella de carbono pues sólo así podrán adoptarse las medidas más efectivas para llegar a eliminarla.

La implementación de medidas de sostenibilidad en hostelería debe abarcar tres dimensiones que son esenciales en toda planificación de responsabilidad social empresarial:

Dimensión medioambiental

En este ámbito, habrá que analizar el conjunto de medidas necesarias para mejorar la eficiencia energética por lo que deben estar orientadas a reducir el consumo de electricidad, gas y agua, apostar por energías renovables y fomentar el autoconsumo a través de instalaciones y paneles solares. Algunas medidas eficaces que ya están siendo implantadas de manera generalizada en los hoteles son las siguientes:

  • Reducir la generación de residuos a través del reciclaje y la utilización de productos biodegradables.
  • Incrementar el aprovechamiento del agua mediante su reutilización.
  • Utilizar materiales de construcción más sostenibles.
  • Sustituir la iluminación tradicional por iluminación LED e instalar sistemas de temporización y sensores de movimiento.
  • Digitalizar los procesos para ahorrar el máximo de recursos.

Dimensión social

Para conseguir la plena sostenibilidad no basta con limitarse a medidas medioambientales. Es necesario mejorar también los aspectos que de manera interna y externa repercuten en la acción social del desempeño empresarial. En este sentido, destacan las medidas orientadas a fomentar el empleo local, mejorar las políticas de igualdad de la empresa, apoyar la economía circular comprando productos de temporada y proximidad, favoreciendo también la conservación de la biodiversidad del entorno y las relaciones con la comunidad.

Dimensión de ética y transparencia

La transformación sostenible exige, por último, mejorar la gobernanza lo que va a requerir una apuesta por incrementar la transparencia del negocio y el esfuerzo en transmitir que el compromiso social y medioambiental de la empresa es sólido. Comunicar con eficacia a los clientes la ética empresarial y los logros sociales y medioambientales obtenidos o que están en curso va a repercutir en beneficios materiales e intangibles, mejorando la marca e imagen del establecimiento y proporcionando mayor satisfacción a unos clientes cada vez más exigentes y comprometidos con el turismo responsable.

Actualizado el