Los radiadores eléctricos, tipos y dudas

Radiador

Actualmente, la necesidad de mantener el calor dentro del hogar se ha convertido en una ardua tarea que genera inquietudes en la población. Los radiadores eléctricos son dispositivos que complementan el sistema de calefacción y otorgan mayor confort térmico a la familia durante su estancia en el hogar. El equipo de MisRadiadoresElectricos nos explican todos los detalles sobre los diferentes radiadores del mercado

¿Qué son los radiadores eléctricos?

Estos, son dispositivos que utilizan la energía eléctrica para calentar un panel a cierta temperatura y a partir de allí, generar calor. Otros poseen otros métodos como calentar objetos, o trabajar mediante aceite.

Hoy en día, existe una alta demanda de radiadores eléctricos para mantener un ambiente caluroso en las temporadas de invierno, pues instalar un sistema de calefacción para todo el hogar, genera importantes gastos, que van desde modificaciones en la vivienda, hasta el costo del dispositivo.

Tipos de radiadores eléctricos

En el mercado existe una amplia gama de radiadores eléctricos, que se adaptan a las necesidades de los usuarios. Existiendo variabilidad en sus costos, la tecnología, y su gasto energético. Entre algunos de los tipos de radiadores eléctricos más comunes, se encuentran los siguientes:

Radiadores eléctricos de bajo consumo

Estos de acuerdo a su tecnología, cuentan con un aumento de la inercia térmica a partir del agua. También, conocidos por ser de bajo consumo ya que al apagarlo el agua tarda más tiempo en enfriarse y generará calor por más tiempo, pero de igual forma al encenderlo tarda en calentar.

Su indicación es para aquellas habitaciones que ameritan calefacción por un tiempo prolongado de 5 a 6 horas y de intensidad moderada.

Radiadores de fluido térmico

Estos, cuentan en su interior con un líquido especial bien sea aceite u otro, que al calentarse y distribuirse por todo el panel calentará uniformemente el dispositivo. Luego de su apagado seguirá generando calor por mayor tiempo, es decir aproximadamente de 5 a 8 horas, dependiendo de las necesidades, este es considerado como un radiador eléctrico de bajo consumo.

Radiadores de cerámica

Estos emisores de calor que poseen en su interior una placa de cerámica o mármol, logran una inercia térmica superior a los que utilizan algún tipo de fluido. Lo anterior, les permite mantener durante más tiempo el calor.

Cabe destacar, que los radiadores de cerámica se caracterizan por ser digitales, pues cuentan con una pantalla de programación para su encendido y apagado. Emitiendo calor por más de 8 horas luego de su apagado.

Existen otros modelos llamados secos, que en su interior cuentan con una resistencia de metal o aluminio que calentará rápidamente, produciendo calor en menor tiempo. Sin embargo, suelen enfriarse rápidamente al estar apagados, siendo útiles en lugares que ameriten calor por un tiempo específico.

Radiadores de infrarrojos

Este modelo de emisor eléctrico, funciona a partir de la producción de ondas de radiación que calienta los objetos y el aire. Se encuentran disponibles en forma de paneles, y son de fácil instalación tanto en paredes como en techos.

Radiadores de acumulación eléctrica

Los radiadores de acumulación eléctrica están diseñados para acumular en su interior calor y energía. Para utilizarlos durante todo el día o en un periodo de tiempo determinado, son extremadamente ahorrativos, lo que ha generado mayor interés.

Radiador eléctrico de toallero

Estos, son modelos decorativos para baños, que deben estar distantes de la ducha y del piso. Los mismos tienen forma de perchero de toallas lo que permite secarlas, sin embargo, deben contar con protección anti-agua.

Por otro lado, la innovación de los nuevos radiadores decorativos tiene forma de cuadros que pasan desapercibidos, cumpliendo óptimamente con su función.

¿Qué se debe tomar en cuenta al comprar un radiador eléctrico?

Inicialmente se debe tomar en cuenta la potencia, de aquí partirá el cálculo para determinar el consumo energético. Dependiendo de los Watts que posea un producto, se pueden determinar los Kw que consumirá en una hora, sumando el 30% del consumo eléctrico total por los M2 de la habitación.

También, debe tenerse en cuenta la inercia térmica del producto para saber el tiempo que tarda en calentarse y las horas de duración, así como la regulación inteligente para disminuir costos. Teniendo en cuenta lo anterior, se sugiere investigar sobre los dispositivos que mejor se adapten a las comodidades y necesidades de cada habitación para que estos no impacten negativamente.

Actualizado el