La importancia de la implementación de los UPS

UPS

En la actualidad la calidad de la energía se ha convertido en un concepto clave debido a la importancia de mejorar cómo se transporta y recibe la energía, con el fin de que se desperdicie la menor cantidad posible.

Existen diferentes variantes que afectan a la forma en que llega la energía a los inmuebles, lo cual afecta directamente a todos los aparatos que funcionan con ella. Veamos cómo podemos saber la calidad de la energía que llega a nuestros hogares o negocios.

Detectar la calidad de la energía

Para conseguir esto se lleva a cabo un proceso observacional de la energía eléctrica que se usa, se estudia por un tiempo determinado el comportamiento para poder determinar la corriente, frecuencia, anomalías de voltaje, perturbaciones de altas o bajas, interrupciones, consumo, frecuencia, etc.

Desde hace muchos años, se pierde una media del 14% de electricidad en el proceso de transporte. Dichas pérdidas pueden ser técnicas (cuando la electricidad actúa en calor e incrementa si la estructura no se encuentra buenas condiciones) y no técnicas (cuando existen fallos en la medición, facturación o consumo ilegal).

En vistas a terminar con estas pérdidas se han establecido una serie de medidas como la instalación de medidores inteligentes, la reducción de circuitos primarios y secundarios o la recalibración de conductores. En relación al transporte se han establecido criterios en relación a los conductores de dicha energía.

Importancia de la calidad de la energía y la implementación de UPS

Cuando existen anomalías en nuestra red de electricidad se ven afectados directamente nuestros equipos conectados, ya sea en su vida útil o en su productividad, debido a que se reduce su disponibilidad y confiabilidad. Además, en ciertos casos es indispensable no sufrir ningún corte de electricidad (como puede ser una fábrica) y nos sirven para detectar y medir nuestro consumo.

La finalidad de un UPS es cuidar y proteger los diferentes equipos para que puedan trabajar de forma eficiente y conseguir la mayor vida útil posible. El no cuidar nuestros equipos puede ocasionar aumentos en relación a los costes de operación y mantenimiento.

Un UPS (uninterruptible power supply), también conocido como SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) consiste en un equipo electrónico el cual nos ayuda a almacenar energía eléctrica por cierto tiempo limitado lo cual le permite proporcionar energía a los equipos que se conecten a él. Además, es el encargado de mejorar la calidad de energía que llega, eliminando armónicos y filtrando subidas y bajas de tensión. Por todo ello, es muy importante implementar UPS.

Estos aparatos se suele utilizar para proporcionar electricidad para cargas críticas como aparatos informáticos que necesitan alimentación permanente y de calidad, aparatos industriales y médicos para que no se produzcan caídas de tensión, de voltaje ni cortes de suministro o sobrecargas:

  • Un bajo voltaje puede producir daños parciales o totales en los diferentes equipos y elementos de cualquier vivienda o fábrica. No protegerlos de manera adecuada puede producir un coste mucho mayor que la inversión en este tipo de equipos de UPS.
  • Una caída de tensión puede ocurrir si existe una gran distancia entre el aparato y el transformador. Cuanta mayor sea la distancia, mayor será la resistencia y la posible caída. Una caída de voltaje se da si se generan arranques de muchos motores o bombas con gran consumo de corriente.
  • Una sobrecarga o saturación del sistema eléctrico se da si se exige una mayor demanda de la cual se está diseñado.
Actualizado el