Iluminación solar

Iluminación

La iluminación solar se presenta como una solución al problema del alumbrado de zonas remotas o que no disponen de conexiones eléctricas. Gracias a la tecnología de luces led, este tipo de iluminación se ha vuelto muy eficiente y económica, por lo que son recomendables para muchas situaciones y bolsillos.

En el siguiente artículo, vamos a ver cómo funcionan y qué tipos de iluminación solar existen, para que te puedas hacer una idea de todas sus posibilidades.

Ilumina tu jardín, terraza, balcón o casa de campo de una manera sencilla, sin complicaciones y de una forma muy económica a la vez que respetuosa con el medio ambiente.

¿Cómo funciona una luz solar?

Una luz solar funciona produciendo electricidad, a partir de las células fotovoltaicas que incorpora, almacenándola en baterías y usándola cuando es necesario. Dependiendo de lo grande que sean las células solares más aguantarán y alumbrarán las luces.

La gran mayoría de estas luces solares llevan sensores de movimiento o de luminosidad, para encenderlas automáticamente. Aunque también las hay con interruptores manuales, programables o con mando a distancia.

Un factor a tener en cuenta, a la hora de adquirir una, es la batería ya que cuanto más grande sea más durará la luz encendida.

A la hora de instalar una luz solar, verás que es muy simple: coloca la luz allí donde la necesites, fíjala y orienta su panel solar hacia el sol para disfrutar de ella.

Tipos de iluminación solar

Existe una gran variedad de luces solares y para todos los gustos. A continuación vamos a ver un desglose de los diferentes tipos para que te hagas una idea de todo lo que puedes encontrar.

Lámparas solares: Este tipo de luz es la más extendida y la que encontrarás con un mayor número de formas y formatos cómo lámparas de pared, de decoración o para camping. Además, y como todos los tipos de iluminación solar, es muy fácil de instalar.

Farolas solares: si tienes un rincón oscuro en tu jardín o terraza, o simplemente quieres más luz en la entrada de tu casa, las farolas solares pueden ser una buena solución. Sin la necesidad de tener una instalación eléctrica previa, este tipo de iluminación solar será el toque de luz cuando se esconda el sol.

Focos solares: en cuanto a potencia lumínica se refiere, los focos son el alumbrado con más potencia y si cuenta con una placa solar para ser autónomo, mucho mejor. Este tipo de luz solar es muy empleada cómo luz de seguridad ya que suele llevar sensor de movimiento.

Balizas solares: las balizas solares son de las luces solares más fáciles de instalar, solo tendremos que escoger el sitio adecuado y clavarlas al suelo. Ilumina un camino en el jardín o embellece cualquier maceta con este tipo de luz solar.

Guirnaldas solares: este último tipo de iluminación solar es muy llamativo y sirve, principalmente, para decorar. Estas tiras de luces las puedes encontrar de muchos colores y formas, ideales para Navidad o Halloween.

A todo lo anterior hay que sumarle a todos los tipos de iluminación solar cuentan con protecciones IP al polvo y la humedad, para poder tenerlos en la calle sin ninguna preocupación. Además cuentan con placas solares de gran eficiencia y baterías para aguantar toda la noche.

Conclusiones

Ahora ya conoces todas las ventajas de la iluminación solar y los tipos que existen. Queda a tu elección saber cuál elegir en función del espacio que quieras iluminar.

Actualizado el