Aislamiento Térmico: una solución con futuro

Aislamiento

Si te interesa ahorrar en las facturas de energía en casa, es fundamental que conozcas qué es el aislamiento térmico y por qué es una solución con futuro.

¿Qué es el aislamiento térmico?

El aislamiento térmico es el proceso mediante el cual se puede controlar la transferencia de calor entre materiales y superficies.

Los materiales aislantes se instalan en edificios para mejorar tanto el confort como el consumo de energía de los sistemas de refrigeración y calefacción. Asimismo se instalan en sistemas industriales para controlar la ganancia o pérdida de calor en tuberías y equipos, sistemas de distribución de vapor y condensado, calderas, etc.

Es necesario que los materiales utilizados resistan e inhiban el flujo de calor entre las superficies adyacentes sin causar nuevos problemas al edificio, para lo que lo mejor es consultar con un especialista como Prolisur. El conocimiento de los materiales de obra y los procesos térmicos es de vital importancia para lograr un adecuado aislamiento térmico.

¿Por qué usar Aislamiento Térmico?

  • Para aumentar el confort de la vivienda o local, manteniendo estable la temperatura.
  • Para minimizar la pérdida de calor.
  • Para incrementar la eficiencia energética del edificio.
  • Para reducir hasta un 60% los gastos en climatización.
  • Para aumentar el confort acústico, ya que también protege contra el ruido.
  • Para evitar las humedades.
  • Aumenta el valor del edificio.
  • Es una solución inmediata. El efecto se nota nada más ser aplicado.
  • Visión a largo plazo: la demanda energética provocará un aumento de los impuestos de aquellos edificios que no se acojan a esta mejora. Decidir aislar hoy es ahorrar en impuestos mañana.

El aislamiento térmico se considera una inversión de pronto reembolso, ya que el ahorro en la factura energética es considerable.

¿Aislar superficies concretas o toda la envolvente?

Únicamente puede hablarse de un cambio con sentido en cuanto a eficiencia energética se refiere, si se aísla completamente la envolvente del edificio, ya que no perderá por otras superficies el aislamiento obtenido allá donde se haya aplicado.

Sin embargo, más cantidad de material aislante no significa que sea mejor. Deberá contar con una empresa especializada como Prolisur para definir la solución óptima de aislamiento en cada caso.

Aislamiento inteligente

Las necesarias normas medioambientales y de construcción son cada vez más estrictas. Por eso, lo más inteligente es reducir el consumo de su edificio eliminando la pérdida de energía, lo que no sólo hará que se alinee con las políticas medioambientales sino que gane en confort y que ahorre mucho dinero en electricidad, gas u otras fuentes de energía.

Efectividad del Aislamiento Térmico

El aislamiento térmico no siempre tiene la misma efectividad térmica para todos los tipos de edificios.

  • El tipo de edificio y su función
  • Las condiciones climáticas
  • El tipo de materiales de construcción utilizados
  • El sistema y materiales aislantes utilizados
  • El valor de la energía ahorrada

También debe tenerse en cuenta la hermeticidad y garantizar la ventilación para que una instalación de calefacción energéticamente eficiente pueda cumplir con los requisitos de calefacción de su hogar.

¿Qué materiales son mejores para aislar térmicamente?

La capacidad de los materiales utilizados para el aislamiento térmico se mide por su conductividad térmica. Los mejores materiales serán, por tanto, aquellos cuya conductividad térmica sea menor. Además de la conductividad térmica, la densidad y la capacidad calorífica también son propiedades importantes de los sistemas aislantes.

Los aislantes térmicos más comunes son: fibra de vidrio, virutas de madera, lana de roca, poliestireno, poliuretano, serrín, paja, corcho, celulosa, etc. Estos materiales son muy malos conductores de calor y, por lo tanto, son buenos aislantes térmicos.

La comparación entre materiales aislantes se realiza mejor haciendo un estudio in situ y en diferentes condiciones. Si un material aislante es menos efectivo, tendrá que usarse en mayores cantidades. La elección del material también afectará el método de fijación.

Un material con mejores propiedades de aislamiento también generará más ahorros de energía y disminuirá el impacto ambiental a largo plazo.

Hay que añadir que el aislamiento térmico se basa principalmente en la muy baja conductividad térmica de los gases. Los gases poseen propiedades de conducción térmica deficientes en comparación con los líquidos y sólidos y, por lo tanto, constituyen un buen material aislante si pueden quedar atrapados (por ejemplo, en una estructura similar a una espuma). El aire y otros gases son generalmente buenos aislantes. Pero el principal beneficio es la ausencia de convección. Por lo tanto, muchos materiales aislantes (por ejemplo, poliestireno) funcionan simplemente al tener una gran cantidad de bolsas llenas de gas que evitan la convección a gran escala. En todos los tipos de aislamiento térmico, la evacuación del aire en el espacio vacío reducirá aún más la conductividad térmica general del aislante.

La alternancia de la bolsa de gas y un sólido hace que el calor deba transferirse a través de muchos cambios de material, lo que provoca una rápida disminución del coeficiente de transferencia de calor.

En caso de aislamiento de radiación térmica, se pueden utilizar aislamientos reflectantes. Los aislamientos reflectantes generalmente se componen de láminas paralelas de varias capas de alta reflectividad, que están espaciadas para reflejar la radiación térmica de regreso a su fuente.

¿Cuánto dura el Aislamiento Térmico?

Optando por materiales aislantes de alto rendimiento como utilizan en Prolisur, la vida útil del aislamiento en la envolvente del edificio es tan alta, que no tiene necesidad de mantenimiento o reemplazo. Lo ideal es elegir estos sistemas sostenibles.

Actualizado el