Aerotermia, energía renovable para climatización de vivienda

Aerotermia

Cuando hablamos de energía renovable para climatizar una vivienda, la gran mayoría de gente piensa en energía solar y placas solares. Sin embargo, el alto coste de este tipo de sistemas y lo mucho que cuesta amortizarlos ha hecho que la gente se haya pasado a otro sistema de energía renovable, la aerotermia para climatización.

La aerotermia es una fuente de energía renovable que aprovecha la energía almacenada en forma de calor en el aire que nos rodea y que nos permite cubrir la demanda de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria en nuestra vivienda.

Aerotermia como energía renovable

En los sistemas de aerotermia, las bombas de calor son del tipo aire-aire o aire-agua. Dentro de estas nomenclaturas, el primer término se refiere al tipo de fluido o medio (aire) con el que la máquina intercambia calor con el exterior, y el segundo término (aire o agua), indica el medio o fluido interior al que se transfiere el calor de la bomba de calor.

El principio en el que se basa la aerotermia es muy básico, mediante una bomba de calor se aprovecha la energía térmica del aire del exterior y hace que pase por un circuito donde se encuentra un fluido que refrigera.

Un intercambiador es el encargado de transmitir la energía generada al circuito de calefacción y agua caliente sanitaria de su vivienda.

Estos sistemas poseen una serie de elementos:

  • Unidad exterior, regulador y compresor
  • Bomba de calor aerotérmica
  • Red de distribución de calor/frío (esto lo podemos elegir, suelo radiante, radiadores…)

En la actualidad existen un tipo de bombas de calor reversibles que pueden ser usados tanto para calentar como para enfriar.

Beneficios de los sistemas de climatización de aerotermia

Se obtienen grandes ahorros debido a que el compresor es capaz de funcionar a diferentes velocidades, eliminando la parada y arranque según cómo varía la temperatura. Ésto permite obtener,una mayor eficiencia energética, mejor el rendimiento de la bomba y conseguir un mayor confort manteniendo una mayor estabilidad en la temperatura.

Pero ese ahorro económico no sólo viene por las características del sistema, sino también por el hecho de que usa la energía térmica que existe en el aire, que es gratuita. Estos sistemas sólo requieren de la energía necesario para que funcione el motor de la bomba, reduciendo en un 70% el gasto de energía usado para climatizar una vivienda.

Los nuevos sistemas inverter permiten adaptar la potencia de la bomba de calor a las demandas energéticas de la instalación.

Si bien éstas serían las ventajas más importantes, este tipo de sistemas poseen más ventajas:

  • Gracias a este tipo de sistemas podemos cubrir la demanda de calefacción, agua caliente sanitaria y refrigeración gracias a un mismo sistema.
  • Es una energía natural, renovable e inagotable, la cual no contamina y posee una gran rentabilidad. Todo esto hace que se reduzca la contaminación y el gasto económico.
  • Instalación sencilla y segura
  • Es un sistema compacto que no requiere de ningún depósito para almacenar combustible.
  • No requiere de ningún conducto de evacuación de gases de combustión, por lo que no se requiere de chimenea o extractor de humos.
Actualizado el