Ecografía del embarazo: las 3 ecografías obligatorias

Ecografía

La ecografía es ante todo un examen médico, aunque es muy esperada por los futuros padres, curiosos por descubrir las primeras "imágenes" del niño. Permitirá controlar la buena marcha del embarazo y detectar una posible anomalía.

En este artículo facilitado por VINNO empresa dedica a la venta de ecógrafos, nos explica porqué es tan importante realizar estas 3 ecografías en el embarazo.

La primera ecografía del embarazo

Cuando el embarazo va bien, sólo se recomiendan 3 ecografías que cubre la seguridad social. Son suficientes para seguir de forma eficaz y completa el desarrollo del bebé. No te preocupes, este examen es totalmente indoloro y sin peligro.

La primera ecografía se llama también ecografía de datación, que permite fechar el embarazo. Debe tener lugar entre las 11 y 13 semanas de amenorrea (SA). Esto corresponde a la 9ª, 10ª y 11ª semana de embarazo (unos 3 meses de embarazo). Esta ecografía suele durar unos 30 minutos aproximadamente.

La ecografía permite examinar la cabeza, el tórax, las extremidades, el abdomen, los diferentes órganos y, sobre todo, el corazón del feto para asegurar su vitalidad. El estudio de los diferentes órganos y extremidades del feto también permite asegurar su buen desarrollo y descartar el riesgo de anomalías o malformaciones que pueden aparecer en este periodo.

El médico tomará dos medidas importantes:

  • La longitud cráneo-caudal, es decir, la distancia entre la parte superior de la cabeza y la parte inferior de las nalgas. Esto permite fechar el inicio del embarazo en 3 o 4 días.
  • La translucidez nucal, es decir, el grosor del cuello del feto. El grosor de la nuca del feto debe ser inferior a 3 milímetros: si es superior o igual a esta cifra, se puede proponer una amniocentesis para buscar una posible anomalía cromosómica. Sin embargo, esta medición es sólo un signo de orientación (el análisis de los marcadores séricos mediante un análisis de sangre está asociado al cribado de la trisomía 21).

Esta primera ecografía es también una oportunidad para examinar los ovarios y el útero de la madre embarazada en busca de cualquier malformación o mioma que pueda repercutir en la evolución del embarazo.

La ecografía fetal se realiza con un ecógrafo con una sonda abdominal (externa) y a veces con una sonda endovaginal (interna). La sonda emite ultrasonidos, sin peligro para el feto (dentro de los límites de su uso habitual).

La ecografía del segundo trimestre

La segunda ecografía del embarazo también se llama ecografía morfológica. Se realiza entre las 22 y 24 semanas de amenorrea. Esto corresponde a las semanas 20, 21 y 22 de embarazo (alrededor de 5 meses).

Durante esta segunda ecografía, el médico toma diferentes medidas llamadas biométricas:

  • El diámetro y la circunferencia de la cabeza
  • La medición del cerebro (cerebelo)
  • Medición de los ventrículos laterales
  • Medición de los huesos de la nariz

Estos permiten comprobar el crecimiento con las curvas de referencia. Gracias a este examen detallado, es posible detectar a tiempo problemas que requieren un tratamiento rápido.

A continuación, el profesional examina detalladamente todos los órganos, las extremidades y la cabeza del feto, lo que se denomina examen morfológico. La columna vertebral y las extremidades reciben una atención especial.

Por último, se mide la velocidad de la sangre en el cordón y en las arterias uterinas mediante un Doppler.

Esta segunda ecografía es también la oportunidad de conocer el sexo del bebé. Cuidado, es importante especificar antes del examen si se quiere conocer o no.

La ecografía del tercer trimestre

Esta tercera ecografía se denomina "bienestar fetal" y suele realizarse entre las semanas 31 y 33 de amenorrea. Esto corresponde a las semanas 29, 30 y 31 de embarazo (es decir, alrededor de 7-8 meses). Esta es probablemente tu última ecografía antes de dar a luz.

Durante esta tercera ecografía, el profesional mide al bebé y comprueba su crecimiento: se revisan de nuevo todos los órganos, así como sus extremidades y se completa el estudio morfológico del 5º mes (2ª ecografía).

Se analizan nuevas medidas biométricas:

  • Perímetro cefálico
  • Perímetro abdominal
  • El tamaño del fémur

Estas mediciones darán una estimación del peso del bebé a término (con una precisión del 15%).

El corazón se escucha con especial atención. Se apunta la ubicación de la placenta. Se calcula la velocidad del flujo sanguíneo en el cordón y en el cerebro del bebé.

En cada una de estas ecografías, el profesional imprimirá "fotografías" que es importante dejar en tu expediente de maternidad. Se pueden comparar de una ecografía a otra.

Actualizado el