Ventajas de las reformas integrales en verano

Reformas

Reformar tu vivienda en verano tiene una serie de ventajas que te contamos a continuación. Sin embargo, lo primero que debemos saber es si en nuestra localidad se pueden hacer reformas en verano. Lo normal es que sí pero hay zonas (sobre todo en la costa) que se consideran destinos específicos de descanso vacacional y en los que algunas obras como la rehabilitación de fachadas o aquellas que implican trabajos que puedan resultar molestos, por ruidos, generación de escombros, olores, etc. pueden estar prohibidas en determinadas fechas(julio y agosto).

Ventajas de la reforma integral en verano

Tiempo disponible

De manera general en verano solemos tener más tiempo libre y podemos dejar la casa para que realicen la reforma sin molestarnos. Si prefieres quedarte, podrás controlar mejor qué se hace y cómo va quedando.

Los días son más largos

Si se hace una reforma integral es normal que se tenga que cortar el suministro de electricidad. En verano los días son más largos por lo que tendremos más horas de luz natural para que se trabaje en la obra.

La humedad

La humedad es el gran enemigo de las obras. En verano, generalmente, llueve mucho menos y obras como el cambio de ventanas, la instalación de un canalón, la renovación del pavimento de un patio o porche, el saneamiento y la pintura de las paredes de la terraza se pueden hacer sin que se produzcan grandes humedades.

Mejor ventilación

Poder trabajar con puertas y ventanas abiertas es más saludable para todos y permite un secado más rápido.

Sistemas de calefacción

La calefacción no se usa en verano por lo que podremos cortar el suministro y pasar perfectamente sin este tipo de sistemas.

Ventajas de las reformas integrales

Aumenta la calidad de vida

Nuestra forma de vida cambia con los años y tener una vivienda adaptada a ella es algo básico a la hora de tener calidad de vida.

Sostenibilidad y eficiencia energética

Una reforma integral permite mejorar la eficiencia energética de una vivienda, con la reducción de consumo y el ahorro económico que ello conlleva.

A tu gusto

Que nuestra casa esté hecha a nuestro gusto hará que nos sintamos mejor en ella.

Aumenta valor de mercado

Aunque sea tu vivienda principal y no pienses en venderla, nunca está de más asegurar que tu patrimonio gana en valor inmobiliario, por si en algún momento necesitas venderla o alquilarla. Por supuesto, eso es fundamental si la quieres alquilar o poner en venta.

Actualizado el