Guía post COVID-19 para locales comerciales

Guía

Parecía que no llegaba nunca, pero el momento de volver a abrir locales comerciales está cada vez más cerca, y ya es una realidad en algunos puntos de España.

En este sentido, muchas cosas van a cambiar en dichas reaperturas, por lo que vamos a ver qué debemos tener en cuenta a la hora de reabrir nuestro local.

La restauración tras el confinamiento

Está claro que los locales comerciales van a tener que cambiar de cara debido a las medidas de apertura que se tendrán que cumplir para reabrir. Si bien por ahora sólo existen algunas medidas como el distanciamiento social o las medidas de protección de los trabajadores, lo cierto es que se espera que el Gobierno decrete más medidas para la apertura de los locales comerciales, sobre todo de las grandes superficies.

Si con anterioridad tratamos el tema de las Dark Kitchen como una beneficio y solución de cara al confinamiento (Sólo se pueden tener locales de comida abiertos que tengan delivery o a recoger), ahora vamos a ver cómo afrontar la reapertura de todo tipo de locales.

Además, no sólo cambiarán cosas debido a la normativa, sino también debido a la concienciación de los empresarios con el gasto de sus negocios, sobre todo en energía.

Preapertura

Antes de proceder a abrir el local, se deberá realizar una limpieza y desinfección exhaustiva para garantizar la idoneidad de las instalaciones antes de la apertura.

Además, deberemos instalar cosas como mamparas protectoras para asegurar la salud de nuestros trabajadores.

Otra de las cosas a realizar será determinar qué horarios vamos a seguir y cuántos trabajadores necesito para ello. También es necesario saber qué stock tengo en mi local. En caso de ser un restaurante debemos revisar los alimentos congelados o no perecederos.

Pese a no ser algo necesario, es bueno que, tras tanto tiempo con el local cerrado, llamemos a un técnico para que haga una revisión de los diferentes sistemas y aparatos que tengamos, para verificar que todo funciona de forma correcta. En este sentido, si teníamos alguna reforma pendiente, es bueno realizarla antes de la apertura, para dejar todo solucionado y que tu local pueda funcionar a toda marcha.

Otro de los aspectos que debemos tener listos son los equipos de protección individual (EPI) para los trabajadores y clientes. Estos equipos dependerán de las circunstancias particulares de cada modelo de negocio (Mascarillas, guantes de nitrilo o vinilo, desinfecciones del local y equipos de ozono), la elección de unos u otros dependerá de las necesidades particulares, cuyo último fin es aportar las máximas garantías.

Funcionamiento

Obviamente, el funcionamiento y apertura de cada tipo de local dependerá de la actividad que en él se realice. Veamos algunos casos generales:

  • Vestuarios y entrada de personal: Si en tu local los trabajadores llevan uniforme deberán salir del vestuario con él puesto, no pudiendo llevarlo por la calle. Se deberá respetar en todo momento la distancia de 1,5 metros entre trabajadores y se realizará una limpieza y desinfección diaria. Si en tu local no hay vestuarios, deberás adaptar alguna habitación para ello, y cada trabajador debería poseer una taquilla para poner sus cosas. Además, se deben poder lavar y desinfectar después de cada turno.
  • Pedidos: Es bueno que los pedidos te lleguen escalonados, para no acumular gente. Las visitas de comprobación o inspección deberán ir debidamente protegidas con los EPI adecuados para acceder a este tipo de áreas. Previo acceso, se realizará un control de temperatura que quedará anotado en un registro de control.
  • Seguridad: Una de las opciones para mantener al máximo la seguridad será la de delimitar los espacios de trabajo con cinta adhesiva de seguridad. Si pudiera ser posible, lo mejor sería instalar cabinas separadas para cada trabajador, aunque con mamparas de seguridad sería suficiente.

Locales de comida

En este caso se deberán realizar acciones específicas:

  • Sala: se deberá reestructurar la disposición de las mesas en la sala con el fin de respetar el régimen de distancias entre ellas que deberá ser de 1,5 metros. Además, deberás contar con un buen sistema de ventilación.
  • Reparto: Si se poseen vehículos propios, deberán ser desinfectados de la misma forma que el local. Todo el material de transporte (isotermos, cajas, carros) deben ser de infectados a diario.
  • Terrazas: se deben redistribuirse para garantizar la seguridad del cliente bien separando físicamente las mesas o colocando elementos de protección. Existe la posibilidad de acogerse a la ampliación temporal de terrazas que algunas comunidades autónomas han habilitado hasta finales de 2020.

Plan de contingencia

Debido a la rareza de esta situación, no nos debe extrañar que las medidas vayan cambiando conforme se reduzcan las medidas de confinamiento. En este sentido, se debe poseer un plan de contingencia que nos permita adaptarnos a las situaciones como la enfermedad de un trabajador, necesidad de realizar desinfecciones completas del local, flexibilizar la carta para adaptarnos a la demanda de cada momento y a la disponibilidad de productos.

Lo más importante ante la reapertura siempre debe ser la seguridad de trabajadores y clientes. Por ello, se deben poseer varias medidas de higiene tanto para tus trabajadores como para tus clientes.

Actualizado el