Detectores de movimiento para iluminación

Detector

Por suerte, cada vez estamos más cerca de la nueva normalidad y vamos retomando trabajos y ocio. Dentro de las oficinas, la higiene se tiene que llevar al extremo. El uso de mascarillas y guantes en el trabajo es algo básico.

Sin embargo, existen diferentes métodos que podemos usar para evitar el contacto. Hablamos de aperturas automáticas de puertas o detectores de movimiento para encendido de luces. En este artículo nos centraremos en la última opción.

Detectores de movimiento

Como hemos dicho, la vuelta al trabajo tras el estado de alarma debe estar totalmente controlada. Una de las cosas a las que más importancia se le va a dar es la ausencia de contacto con la mayor cantidad de cosas posibles. Para evitar este contacto, una de las mejores soluciones es la instalación de detectores de movimiento para el encendido y apagado de las luces.

Este tipo de sistemas se utiliza para encender o apagar la luz de forma automática, cuando el sistema detecta que hay alguna presencia en la estancia. Se pueden usar sensores automáticos, crepusculares o relojes horario, los cuales se activan en función de la época del año o de la cantidad de luz.

Este tipo de sistemas controlan la iluminación de forma remota, con el consiguiente beneficio de que no hay que tocar ningún tipo de superficie. Si bien ahora se están poniendo de moda por ello, lo cierto es que los detectores de movimiento son muy útiles a la hora de aumentar la eficiencia energética y reducir el consumo en una empresa. Gracias a estos sistemas, la luz sólo se encenderá si hay alguien en la estancia (se puede incluso controlar la intensidad) y se apagará de forma automática cuando la estancia (o zona de paso) está vacía. Gracias a ellos se acaban los problemas de que los trabajadores se dejen las luces encendidas.

Además, este tipo de sistemas se pueden usar también como detectores de presencia y servir de timbre o alarma de que alguien entra.

Para instalar de forma correcta este tipo de detectores de movimiento hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • El tiempo de permanencia de la luz
  • El grado de sensibilidad ante la detección de movimiento
  • Idoneidad del cableado
  • El tipo de lámpara se usará dependiendo de la continuidad de presencia
  • La posición de las lámparas respecto al sensor

Interruptores con detector de movimiento

Son interruptores que no hace falta accionar manualmente, sino que integran en su interior un detector de movimiento para así lograr un interruptor sin contacto. Este interruptor se puede usar para distintas acciones como puede ser encender una luz o abrir una puerta.

Este tipo de interruptores pueden detectar a alguien incluso a seis metros o el movimiento de una mano a cinco centímetros de distancia.

Ventajas de estos sistemas

Ahorro de energía

Es su mayor ventaja. Permiten hacer un uso lo más eficiente posible de la iluminación de toda una empresa, con el consiguiente ahorro de energía que eso supone.

Economía

Es algo básico pero, si reducimos el consumo de energía, obviamente, reduciremos la factura de electricidad y, por tanto, obtendremos un ahorro económico.

Seguridad

No hablamos sólo del hecho de que puedan incluir sistemas de alarma o timbre que nos avisen de la presencia de alguien. En este sentido, nos centramos en la seguridad en relación a la ausencia de contacto para poder accionar la luz, algo básico en la vuelta a la “nueva normalidad” tras la crisis de la COVID-19.

Actualizado el