Cómo hacer una cocina adaptada

Cocina

Cada vez se pasa más tiempo en la cocina, convirtiéndose en un espacio donde desarrollamos diferentes actividades para las que necesitamos mucha movilidad y maniobra.

El diseño de una cocina debe prever el alcance, aprehensión, manipulación y transporte de objetos. En función de las tareas que se realizan, se distinguen cuatro áreas de trabajo:

  • El fregadero para el lavado y la limpieza
  • El plano de trabajo donde se preparan los alimentos
  • Los fogones, horno y microondas para cocinar
  • El frigorífico y los armarios donde se almacene

Diseño accesible de una cocina

La disposición correcta de las diferentes áreas logrará reducir el número de movimientos y desplazamientos que la persona deba ejecutar, además de mejorar el control visual de actividades simultáneas.

Para conseguir esto es mejor que la cocina tenga una disposición en forma de L, en forma de U o en línea.

Además, en caso de personas con necesidades especiales es más importante que la cocina sea lo más accesible posible. Veamos qué aspectos hay que tener en cuenta para lograr una cocina accesible.

Por suerte, existen empresas que realizan instalaciones accesibles para personas con diferentes tipos de discapacidades.

  • Acceso
  • La puerta para acceder debe tener un ancho de paso no menor a 80 cm para que pueda cruzarla un usuario de silla de ruedas.
  • Es mejor contar con una puerta abatible hacia fuera o corredera para no invadir ni reducir el espacio de aproximación a ninguna de las cuatro áreas de trabajo.
  • Circulación y maniobra
  • Enfrente de cada uno de los muebles de la cocina debería existir un espacio libre en el que pueda inscribirse un cilindro de 150 cm de diámetro hasta una altura de 30 cm, y otro concéntrico de 130 cm de diámetro hasta el techo, para que la persona en silla de ruedas o con andador pueda hacer un giro completo.
  • En estrechamientos puntuales, el ancho libre de paso mínimo será de 90 cm.
  • No deben haber esquinas ni bordes cortantes en el mobiliario, debiendo ser de canto redondo
  • El pavimento deberá ser antideslizante en seco y en mojado, sin que se produzcan brillos
  • Aproximación y Alcance
  • La altura de la encimera y de las baldas de los armarios depende de la posición que adopte el usuario.
  • La altura de la encimera (plano de trabajo, cocina y fregadero) estará comprendida entre 75 y 80 cm para personas sentadas, y entre 85 y 95 cm para personas de pie.
  • Para las personas mayores es conveniente que haya una encimera a dos alturas para que puedan cocinar sentados.
  • La altura de las baldas y los cajones de los armarios deben estar entre 40 y 140 cm para que puedan ser alcanzados por personas en silla de ruedas, y entre 50 y 160 cm para personas de pie.
  • La encimera no deberá tener una profundidad mayor de 60 cm para que cualquier objeto situado sobre ella lo pueda alcanzar una persona en silla de ruedas.
  • Para que una persona en silla de ruedas se pueda aproximar de manera frontal y hacer uso de la cocina, el fregadero y el plano de trabajo de la encimera, deben haber bajo los mismos espacios libres de al menos 80 cm de ancho, 70 cm de alto y 60 cm de fondo.
  • Para que los movimientos de la persona en silla de ruedas sean sencillos, bajo la encimera situada entre el fregadero y la cocina, deberá haber un espacio libre de 70 cm de alto y 60 cm de fondo.
  • El frigorífico o los armarios bajos, con puertas abatibles o cajones, deben disponer de un espacio lateral de aproximación para una persona en silla de ruedas. Éste será por el lado de apertura de la puerta y tendrá 80 cm de ancho y 150 cm de fondo.
  • En cocinas adaptadas para usuarios de silla de ruedas, bajo la cocina, la encimera y el fregadero, se pueden instalar armarios móviles con ruedas, para poder tener más espacio de almacenamiento.
  • Los tiradores de los armarios deben ser fáciles de agarrar, incluso con el puño cerrado.
  • Cocinas y hornos
  • Las llaves de control se tienen que identificar de manera visual o con el tacto para que las puedan usar personas con discapacidad visual, y por seguridad estar situadas frente a la encimera.
  • Para facilitar a usuarios de silla de ruedas el alcance de las fuentes de calor, se recomienda la instalación de cocinas con fuentes de calor en línea.
  • Para facilitar el uso del horno o microondas a usuarios de silla de ruedas, éstos se deben situar entre 70 y 120 cm de altura, o que se puedan regular en altura por medio de un mando de control.
  • Fregadero
  • Para personas con dificultades de manipulación es mejor que los grifos sean monomando y de mango largo, ya que permiten regular con un único movimiento el caudal y la temperatura, y facilita su alcance desde el borde de la encimera.
  • Para no quitar la posibilidad de aproximarse al fregadero a una persona en silla de ruedas, el desagüe se debe colocar lo más cerca que se pueda a la pared.
  • Interruptores y enchufes
  • Para que los puedan ver personas con discapacidad visual, los interruptores de luz y los enchufes deben ser de un color contrastado respecto al de la pared.
  • Para personas con dificultades de manipulación es recomendable instalar interruptores de presión de gran superficie, y enchufes que facilitan el machihembrado. Además, se tienen que situar a una altura de entre 80 y 110 cm, y alejados más de 50 cm para que los puedan alcanzar aquellas personas en silla de ruedas.
  • Iluminación
  • Al margen de la iluminación general se deben colocar puntos de luz dirigidos a la zona de trabajo.
  • La iluminación general será homogénea, sin producirse zonas de luces y sombras que perjudican el desenvolvimiento en la cocina de personas con discapacidad visual.
  • Percepción
  • Para facilitar la identificación del mobiliario y de los aparatos eléctricos a personas con discapacidad visual, se diferenciarán cromáticamente entre sí, paredes, muebles, aparatos y suelos.
Actualizado el