Cubiertas de la piscina

Las cubiertas para piscinas se están convirtiendo en un accesorio necesario en todos los hogares que tienen piscina ya que con su instalación ofrecen más seguridad, limpieza y permitiéndonos disfrutar de nuestra piscina por más tiempo.

Tipos de cubiertas de piscinas

Existen varios modelos de cubiertas de piscina, en ellas podemos encontrar los siguientes tipos:

Cubiertas planas para piscinas

Si quieres cubrir la piscina de tu vivienda, las cubiertas planas es de las opciones más recomendadas ya que no sobresalen del suelo y se instala a su nivel. Se puede optar por cubiertas automáticas o manuales de PVC opacas o transparentes, además mantienen el agua caliente. Gracias a las cubiertas planas se protege a las personas y elementos que quieren introducirse dentro del agua.

Cubierta inferior

cubiertas inferiores de la piscina. Si quieres tapar la piscina pero disfrutar de la natación durante más tiempo, las cubiertas bajas son una alternativa funcional y fácil de usar. Puedes elegir entre la clásica opción manual o corredera motorizada o telescópica. Te permitirán nadar en la piscina sin importar el clima. Estas cubiertas son transparentes y dejan pasar la luz del sol.

En este tipo de funda, las manuales son la opción más vendida en Europa. Es una funda discreta a un precio razonable que permite la entrada gracias a la parte frontal desmontable.

Cubiertas altas para piscinas

Si dispones de espacio suficiente y quieres disfrutar del baño durante todo el año, las cubiertas para piscinas altas son perfectas. Protegen el espacio de la piscina durante todo el año donde poder estar y disfrutar de la piscina.

Si desea instalar una cubierta de piscina alta en casa, deberá obtener el permiso de construcción reglamentario de la administración municipal.

Eficiencia energética de las cubiertas de piscina

Con la instalación de una cubierta de piscina se reduce el uso de productos químicos. Gracias a la cubierta de piscinas conseguimos que el agua no se evapore, ya que, sin la cubierta protectora el agua pierde más calor. Además, si la piscina está cubierta, se puede reducir el número de horas de los aparatos de limpieza.

Una cubierta de piscina es un elemento protector que calienta naturalmente el agua y aumenta su temperatura entre seis y ocho grados, reduciendo así las facturas de agua, energía y mantenimiento en un 50%. Una cubierta de piscina mantiene el agua de una piscina durante 4 o 5 temporadas según su origen. La mayoría de los propietarios que tienen piscina, conservan el agua de una temporada a otra, pero es necesario realizar un buen mantenimiento para mantenerla en óptimas condiciones año tras año.

Licencia para instalar cubiertas de piscina

Como hemos comentado anteriormente, si realizas la instalación de una cubierta de piscina en tu vivienda, se deben obtener los permisos necesarios de construcción reglamentarios de la administración municipal.

Los protectores de piscinas deben diseñarse, construirse o instalarse de manera que se evite la inmersión accidental de niños menores de cinco años. También deben resistir el paso de un adulto y no causar lesiones.

Actualizado el