Piedra, la elección perfecta para lavabos y fregaderos

Del mismo modo que las modas varían, los materiales de construcción y decoración también lo hacen. Tras el paso por el metal y la cerámica como materiales estrella, la piedra vuelve a convertirse en la elección principal para todo tipo de habitaciones y muebles.

La piedra se ha reinventado en el mundo de la construcción y decoración para seguir ofreciendo sus mejores cualidades e incorporar nuevas con el fin de darle al hogar un aspecto elegante, con clase y, cómo no, siempre con las mejores terminaciones.

¿Dónde puedo usar la piedra como material?

La versatilidad de la piedra natural va desde cocinas, salones, habitaciones, suelos, hasta cuartos de baño. En la actualidad, usar piedra para los lavabos se ha convertido en una elección predilecta para los amantes de la calidad y la decoración.

Lavabos de piedra

Ventajas de la piedra en el baño

El baño es un lugar muy húmedo, por lo que la calidad de los materiales debe ser muy alta.

La piedra es, por tanto, una gran elección debido a su durabilidad y resistencia al agua.

Probablemente, la escojamos para revestir una pared, también podemos pensarlo para la propia encimera, lavabos o demás complementos decorativos e incluso barajar la opción de que sea nuestro suelo.

Piedras que puedo usar para el baño

Existe una gran variedad que se adapta al diseño que elijamos. Además, podemos usar tanto piedra natural como artificial:

  • Piedras de río: elegantes y algunas de ellas con cualidades con bajo deslizamiento que te aportan una garantía indiscutible en este espacio del hogar.
  • Mármoles: la piedra más conocida por su calidad, es una de las más destacadas.
  • Caliza: antideslizante y con gran adaptabilidad.
  • Areniscas: la piedra por excelencia resistente al fuego, le dará un toque particular.
  • Pizarra, con un gran valor estético.
  • Granitos: uno de los más sencillos para limpiar.
  • Piedra fósil: ideal para revestimentos.

Fregaderos de piedra

Los fregaderos de piedra llevan poco tiempo estando de moda. Son cómodos, bonitos, relativamente económicos y fáciles de instalar y usar.

Materiales de los fregaderos de piedra

El término "piedra" significa una gran cantidad de materiales compuestos y naturales cuyas propiedades se parecen en cierta medida a las naturales.

Los materiales más comunes para la producción de fregaderos de piedra son el gres porcelánico; la piedra acrílica o el aglomerado.

Hay lavabos hechos de mármol natural, granito y otros tipos de piedra natural impermeable. Pero son caros y se distribuyen relativamente poco.

Ventajas de los fregaderos de piedra

Igual que en el baño, en la cocina hay una gran humedad. Es importante elegir materiales que duren mucho, fáciles de limpiar y resistente al agua. La piedra, tanto natural como artificial, cumple con todos estos requisitos.

Además, admite una gran cantidad de diseños y colores por lo que podrás adaptarla al máximo a tu estilo de cocina.