Consejos básicos para emprender tu negocio

La persona emprendedora tiene la capacidad de encontrar una oportunidad de negocio y hacerla realidad. Antes de dar el primer paso, es fundamental analizar la propuesta, para determinar si tiene futuro y de ese modo poder sortear los desafíos que presenta el emprendimiento.

Estos consejos te ayudarán a saber las claves básicas para emprender un negocio y sobre todo a cómo comenzar.

  1. Estudiar el mercado es el primer paso para verificar el futuro posible de esa idea de negocio. De ese modo obtendrás el conocimiento real de lo que existe y lo que necesita el mercado.

    Comenzar investigando el mercado, nos proporciona las distintas necesidades que tiene la gente. Tienes que tener en cuenta que muchas de estas personas no están del todo satisfechas, por lo que representan una gran oportunidad de negocio.

    A continuación revisa qué productos o servicios no se ofrecen para tenerlo en cuenta en el tuyo. Es fundamental para ello la escucha activa de los clientes potenciales. Las personas siempre tendemos a dar opiniones de lo que tiene una empresa y de lo que carece.

    Se recomienda estudiar distintas variables:

    La económica - demográfica, es fundamental revisar los periódicos y medios para conocer las variables de inflación. Busca estadísticas de edad, sexo, y el perfil de las personas.

    El político - legal, para investigar el marco regulatorio que compete al negocio. Necesitas conocer qué licencias necesitas, cómo se tramitan los aspectos legales, etc.

    También se debe tener en cuenta el ambiente tecnológico - físico. Pues debes conocer qué infraestructuras y dónde montarlas. No obstante, este factor hoy en día es menos importante pues cada vez más empresas se suman al alquiler de oficinas para emprendedores.

    Otro de los factores claves a tener en cuenta es el social - cultural. En él se debe analizar todo lo relacionado con la cultura, valores y creencias de la zona.

  2. Detectar las necesidades de tus clientes, forma parte de la escucha activa para obtener resultados y respuestas a las preguntas.

    Para ello la mejor forma y más económica es la entrevista de manera informal a tu entorno y más adelante, puedes realizarla a clientes de este sector, y desconocidos a través de encuestas.

  3. Todo déjalo por escrito. Anota cada punto débil y fuerte, además de tus datos recopilados para tener una visión más amplia. El fin es llegar a tener una visión 360º del negocio, para poder paliar cualquier debilidad.
  4. El análisis de tu competencia es básico para determinar las diferencias y con ello las fortalezas y debilidades.
  5. Transforma tu idea en tu negocio una vez tienes claro todos los puntos. Es importante tomarte el tiempo que se necesite para que puedas reflejar por escrito el plan de negocio pertinente.
  6. La adaptación es la base del éxito.Muchas de las grandes empresas han quedado en la historia principalmente porque no han sabido adaptarse a las circunstancias ni al mercado. Estamos en contínuo cambio y es por eso por lo que esta idea se debe de trasladar al negocio, mejorando el servicio, actualizando plataformas, y sabiendo desechar las ideas que no sean las más adecuadas al momento o situación del negocio.

    La forma de estar al día es estar en contínua formación en tu sector o nicho con exposiciones o charlas.

    Es la única forma de estar actualizado, para mejorar el producto o servicio o incluso darle un nuevo enfoque.

En definitiva, aprende de los grandes y reinventate.

Actualizado el