¿Cómo elegir un taller de confianza que cuide de ti y de tu vehículo?

ada

Poder contar con un taller de confianza es fundamental para cuidar de tu vehículo sin preocupaciones ni imprevistos. Un buen mantenimiento requiere revisiones periódicas cada 10.00 o 15.000 km y lo ideal es que se realicen en un taller de confianza de forma regular, a manos de profesionales experimentados.

Es común que durante la vida útil del vehículo en ocasiones sea necesario acudir al taller de reparaciones para solventar algún problema, como por ejemplo: los arreglos de la chapa por algún golpe, la sustitución de alguna pieza, o algo relacionado con el motor o maquinaria del mismo, el aceite, etc.

Características que debe reunir un taller

Taller autorizado

Es sencillo identificar los talleres autorizados. Todos ellos cuentan con un distintivo en un lugar visible del establecimiento que destaca el tipo de actividad que se desarrolla en el negocio. Los trabajadores que se encuentran en él tienen formación especializada.

Atención y el trato

El trato y la atención recibida del cliente es una de las características que diferencian a unos talleres de otros, además de la calidad del servicio. Se siguen una serie de protocolos para que el cliente pueda disponer siempre de la información pertinente en todo momento. El factor humano es uno de los más importantes y básicos.

La calidad de los materiales y piezas

Un buen especialista en mecánica o chapa garantiza que los materiales que usan como piezas de recambio, cumplen con los cánones de calidad establecidos. El origen y la conservación de estos elementos es esencial para el buen resultado y calidad del servicio.

Las facturas y presupuestos por escrito

La formalidad es un signo de profesionalidad en cualquier negocio. Los presupuestos siempre se deben facilitar por escrito para evitar cualquier imprevisto o malentendido.

Estas deben emitirse de la misma manera, así quedará constancia del importe para un mejor control del coste del mantenimiento del vehículo.

La hora de reclamaciones

En muchas ocasiones, a pesar de ser un aspecto más delicado, la presencia del mismo es síntoma de profesionalidad. Éstos están obligados por ley a disponer de la hoja de reclamaciones. El cliente por tanto, tiene derecho a exponer con detalle cualquier consideración que crea necesaria sobre su experiencia con el servicio prestado.

Los talleres con valor añadido son aquellos que cumplen los requisitos legales y pueden ofrecer un servicio aceptable y correcto. Una vez obtenida la base que conforma la confianza del cliente ante el taller, estos talleres suelen disponer de más servicios que proporcionen al cliente una mayor comodidad y confort.

El servicio de recogida del vehículo

El vehículo puede ser recogido siempre que el taller o seguro incluya este tipo de servicio. Así mismo, una vez reparado, la devolución del vehículo se hace donde el asegurado concrete con el taller.

Los talleres de confianza suelen proporcionar este tipo de servicios para el mayor confort y comodidad al asegurado.

Los vehículos de cortes

Los mejores talleres pueden ofrecer al cliente, dependiendo del tipo de reparación que necesita el vehículo, un coche de cortesía de forma gratuita.

Limpieza del vehículo

Los talleres de reparación quieren dar la mejor imagen posible. Por ello, muchos entregan el coche habiendo pasado por un servicio de limpieza previamente.

De forma adicional y como un extra, existen talleres que proporcionan el servicio de peritaje y reparación preferente o incluso tienen convenio con algunas aseguradoras y el cliente si dispone de la misma, puede contar con algunos descuentos.

Actualizado el