¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Calefacción a gas o leña

rfc

Tradicionalmente la calefacción a leña ( o pellets ) resulta ser varias veces más barata (por unidad calórica) que sus alternativas a petróleo o gas, además de ser el método tradicional, tan arraigado que la palabra hogar proviene de la hoguera que se encendía en las primeras casas.

En la actualidad asociamos la calefacción con biomasa (leña y similares) con fumarolas y ciudades llenas de humo, sin embargo no se suele decir que la leña no es por sí misma dañina, de hecho es carbono neutral, ya que el carbono que emite a la atmósfera fue obtenida por el árbol de esta misma hace unos pocos años, a diferencia de los combustibles fósiles que liberan carbono (y otros químicos de efecto invernadero) que estuvieron por miles sino millones de años bajo la superficie del planeta.

Recurso renovable

La leña es el producto de la plantación de árboles que una vez talados pueden ser plantados nuevamente, por lo que el recurso estará disponible por siempre si se establecen buenas políticas de manejo. Como ventaja adicional, el transporte de leña suele requerir mover la carga por distancias menores que el gas o diesel.

Independencia Energética

La reciente guerra en Ucrania ha puesto de manifiesto cómo la dependencia de terceros países se convierte en una verdadera pesadilla cuando las circunstancias políticas cambian. La leña por otro lado puede ser producida localmente o ser adquirida de múltiples fuentes, normalmente cercanas.

Contaminación

Si bien es cierto que el uso de leña húmeda, especialmente en época invernal es altamente nocivo, especialmente en ciudades o localidades mal ventiladas, las técnicas modernas junto con una política de leña seca, pueden reducir estos efecto en más de un 60%, ahorrándose además la  emisión de gases de efecto invernadero que vienen asociados al gas y petróleo.

El rol de estado

La conversión de la calefacción doméstica a este combustible puede conllevar gastos importantes, por lo que países como Chile han implementado bonos y subsidios para la adquisición de esta en zonas donde resulta recomendable. Lo que tiene efectos no sólo en los hogares beneficiados, sino en la economía local, ya que produce puestos de trabajo asociados a la producción de biomasa. 

No obstante no es suficiente con este traspaso de recursos estatales sino que además se debe procurar y garantizar que la leña que se comercialice cumpla con requisitos de calidad, como baja humedad y que sea acopiada de manera profesional.

Tecnologías

También debe ser rol tanto del estado como de los particulares la adopción de tecnologías que optimicen tanto el proceso de combustión como el acondicionamiento térmico de las viviendas a fin de aprovechar la energía y disminuir al máximo el desperdicio de leña. Para esto se necesita un proceso de formalización y estandarización de la construcción de viviendas, de calefactores y del proceso de suministro de leña a los hogares. Con el desarrollo de la tecnología en estos momentos, la solución de calefactores con pellets produce 10 veces menos partículas nocivas que la madera en leños y 450 veces menos que la tradicional chimenea abierta. Tal vez ha llegado el momento de replantearse la cómoda pero contaminante opción de quemar gas y avanzar (o volver) al uso de la leña, pero con la tecnología del siglo 21.






 

Actualizado el