La nueva factura de la luz: todos los cambios y como nos afectará en nuestro consumo diario

pagos

A partir del pasado día 1 de junio de 2021, como bien venían anunciando, la factura de luz en España ha sufrido varias modificaciones importantes. Ha habido una subida de hasta un 41% del precio en los tramos horarios en los que más electricidad consumimos. Este cambio llega en un momento en el que ya nos encontrábamos con las tarifas de luz en máximos históricos, pero ¿Cómo afecta esto al consumidor? ¿Cómo podemos hacer frente a esta subida de precio? Parece ser que todo apunta a que tendremos que cambiar nuestras costumbres de consumo eléctrico, consumiendo este en los periodos con menos demanda.

Para entender cómo viene dado este cambio en el gasto de luz, primero hay que entender cómo funcionan los tres tramos horarios, que son: periodo punta, periodo llano y periodo valle.

  • El periodo punta comprende las horas en las que la electricidad será más cara, concretamente 0,24262€/kWh. Por tanto tendremos que reducir el consumo de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00 de Lunes a Viernes los días que no sean festivos.
  • El periodo llano nos ofrece una franja horaria en la que la luz será más barata que en el periodo punta, vendrá a ser un precio intermedio, concretamente 0,15289€/kWh. Las horas de consumo que irán a este precio son de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 00:00 de Lunes a Viernes los días que no sean festivos.
  • El periodo valle se da en el periodo de consumo de luz nocturno, y desde luego es el más barato con diferencia, ya que su precio es de 0,11484€/kWh. Lo malo es el horario, obviamente, ya que este precio lo tenemos de 00:00 a 8:00. Pero la parte buena es que este coste se mantiene para el fin de semana y los festivos nacionales.

El motivo por el que se ha llevado a cabo este cambio es para conseguir, además de que el consumidor optimice su factura, recudir la emisión de carbono a la atmósfera. A esto se le conoce con el nombre de descarbonización de la economía, y consiste en lograr una economía global que destaque por combatir el cambio climático, algo que ya se está haciendo gracias a la transición energética. Sí, apostar por las energías renovables.

Este cambio en la factura afecta especialmente a los electrodomésticos de los que nos servimos para realizar las tareas diarias: cocinar, calentar la comida, lavadoras, secadoras… Pero ¿cómo afecta al consumo de televisión o de contenido de plataformas de streaming? De media cada español pasa 4 horas diarias delante del televisor, siendo un total de 28 horas semanales si es que estas no se duplican el fin de semana. Periodo en el que la luz vuelve a su precio habitual ¿recordáis? Además, la televisión como tal es uno de los electrodomésticos que menos consume, 100 kWh.

Pero si el consumo de series y películas, así como la posterior búsqueda de información sobre estas en páginas de cine especializadas, se hace desde un ordenador la cosa cambia. Un pc de sobremesa tiene un consumo 2,8 kWh, pero si esta en estado de suspensión llega a consumir 21,1. Por su parte los portátiles consumen 8.9kWh y cuando están en estado de suspensión llegan a consumir 15,7 kWh. Aunque lo cierto es que una cafetera de Nespresso consume más, concretamente un vatio por cada hora que la maquinita de hacer café de George Clooney está conectada a la red eléctrica.

Obviamente todas las familias no pagaran la misma cantidad de dinero en el recibo de la luz, ya que esto dependerá de la tarifa que se tenga contratada. Por tanto, otra de las formas de ahorrar dinero o tratar de evitar que engorde o aumente tu factura, es contactar con los diferentes proveedores de electricidad. Estos te ofrecerán diferentes tarifas u ofertas comerciales que se adaptarán a ti y a tu rutina de consumo.

Actualizado el