¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Consejos para ser un buen fotógrafo de bodas

lnASNJ

Dicen que recordar es como volver a vivir, rememorar el instante perfecto donde no queremos dejar escapar ningún detalle del día más especial de la vida.

Entre esos momentos únicos e irrepetibles para cualquier ser humano se encuentra el día de su boda, una ocasión para la consagración del amor entre una pareja.

¿Pero cómo cautivar para siempre ese lapso de tiempo fugas? ¿Cómo hacer de ese instante efímero de felicidad máxima un recuerdo presente? La fotografía y el video se han convertido a lo largo de estos años en el mejor repositorio para este propósito, siendo cada día más profesionales estos servicios que apuntan a una especialización concreta en el mundo del flash.

La fotografía de bodas ha devenido como una subcategoría propia dentro de este sector, al captar de manera casi periodística todos los acontecimientos del evento.

A diferencia de décadas pasadas, donde estas instantáneas partían más bien con guion prestablecido, este género da pasos agigantados hacia la naturalidad, la espontaneidad y la creatividad.

No obstante, según los más entendidos en la materia, se mantiene estilos muy bien definidos más allá de los aires renovadores.

Tipos de fotos de bodas

Entre las categorías de fotos nupciales se encuentra la referida a la fotografía natural en la cual usualmente hay ciertas fotos concertadas, donde la pareja miren directamente a cámara.

Fotografía de detalle

Por su parte, la llamada fotografía de detalle es aquella concerniente a la que capta con mayor acercamiento a los objetos o personas de un tamaño más pequeño de lo normal. Para atrapar estos detalles, es necesaria una sensibilidad especial. Aunque para algunos la fotografía de detalle puede ser considerada un lujo, es importante darles a los recuerdos el valor que se merecen.

Fotografía cinematográfica

Igualmente sobresale la llamada fotografía cinematográfica, para la cual los fotógrafos emplean una técnica muy depurada para adaptar los instantes de tu boda a la técnica cinematográfica. La literatura especializada aclara que a través de este formato se captan los momentos de una forma natural y sin posados, pero siempre teniendo en cuenta la perspectiva cinematográfica.

Fotografía artística

Uno de los estilos más fascinantes y encantadores para los novios los es sin duda alguna la fotografía artística. En ella, el artista del lento relata los acontecimientos de un modo muy particular y fácilmente diferenciable.

Resaltan los encuadres especiales, ángulos y puntos de vista que nunca hubieras imaginado, formas de contar las cosas únicas, edición y procesado de las fotos muy trabajado.

Fotografía de boda documental

No obstante, dentro de los distintos tipos de fotografía de boda, la fotografía de boda documental es la más demandada en la actualidad.

Gracias a la fotografía de boda documental, el reportaje fotográfico es más natural, se evitan las poses y, sobre todo, se busca la originalidad.

Este subgénero permite que te olvides del fotógrafo y dejas en sus manos y en su profesionalidad la responsabilidad de captar los mejores momentos de ese día tan especial. Un buen fotógrafo sabrá cuándo capturar la fotografía perfecta.

Lo más importante de un reportaje de fotos es que las instantáneas hablen por sí solas, que cuenten una historia, la de la boda, y que transmitan los sentimientos que se vivieron aquel día.

Si te gusta la fotografía debes tratar de captar situaciones que emocionen y sean inesperadas. Historias que quieren ser contadas y recreadas en las instantáneas más únicas para que siempre perduren en el tiempo.

Algunos consejos para ser un buen fotógrafo de bodas

  • La preparación es clave: Debemos tener un plan de copia de seguridad baterías cargadas, tarjetas de memoria en blanco, pensar acerca de las rutas y el tiempo para llegar a los lugares. ¡Nunca llegues tarde!
  • Captar los pequeños detalles: La fotografía de los anillos, espaldas de vestidos, zapatos, flores, arreglos de mesa, menús, etc. Estos ayudan a que el álbum final de una dimensión extra. Siempre merodea el lugar, haz reconocimiento visual de todo lo que puedas fotografiar.
  • Aunque a veces es complicado trata de pedir prestado o alquila una cámara extra para el día – utilizando un objetivo diferente. Tratemos de tomar imágenes con una lente gran angular ideal para fotos naturales y en espacios reducidos y una lente más larga que puede ser útil tener algo tan grande como de 200 mm si se puede conseguir uno.
  • ¡Cuidado con los fondos!: Uno de los retos de las bodas es que a menudo hay gente que va por todas partes – incluyendo los fondos de nuestras tomas. Especialmente en el ámbito formal, es buena idea salir en busca de buenos fondos con anticipación.
  • Siempre ten presente la luz: En este tipo de situaciones lo mejor es cambiar de modos de programa o semiautomática a manual para poder tener control total sobre la configuración de la cámara. A menudo hay luz limitada, por lo que tendremos que poner la sensibilidad a ISO 800 o ISO 1600. Mantengamos el balance de blancos en automático, a menos que haya fuentes de luz difíciles – en cuyo caso, realizamos una lectura de balance de blancos previamente.

La combinación efectiva de tus conocimiento teórico-prácticos sobre la fotografía de bodas hace que crezcas, como un aprendiz y logres hacer fantásticas fotografías que llenarán de júbilo a los novios. También puedes dejar en manos de profesionales estas labores. Contrata a expertos en fotografía de bodas y disfrutar de la celebración sin preocupación, sabiendo que el trabajo será perfectamente ejecutado.

Actualizado el