Por qué instalar un sistema de videovigilancia

Cada vez es más habitual que en comunidades de vecinos y locales comerciales se instalen sistemas de videovigilancia. Esta tendencia responde a la necesidad de reforzar la seguridad por todos los medios posibles. Y es que, además de la recopilación de datos, estos sistemas cuentan con grabadores digitales que almacenan la información.

Esto aporta una serie de ventajas:

  • Controlar puntos clave. Estos pueden ser de interior o exterior. En comunidades de vecinos suelen ser garajes, trasteros, portales o puertas de entrada/salida. La videovigilancia nos da información sobre actividades inusuales o sospechosas y permite anticipar peligros.
  • Envío de datos a Fuerzas de Seguridad. En caso de que se desarrollen actividades delictivas o exista sospecha de ello, los datos recopilados por los grabadores digitales se envían a Cuerpos de Seguridad del Estado para su revisión y uso.

Cuidar el suministro energético que recibe el sistema

Los sistemas de videovigilancia no son de una gran complejidad pero sí pueden consumir bastante energía. Por ello, asegurar un correcto suministro energético es clave para garantizar un funcionamiento continuado y eficiente. Este aspecto suele pasarse por alto ya sea por falta de conocimiento o dejadez.

Debe tenerse en cuenta, además, que el ruido electromagnético, alto o bajo voltaje o apagones repentinos pueden provocar daños en la electrónica de los aparatos. Por ello, conviene instalar un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI) para proteger las cámaras y grabadores digitales en caso de fallo en el suministro eléctrico.

Encuentra el equipo de vigilancia ideal

Las cámaras y equipos de seguridad que comercializamos en ESVision cumplen todos estos aspectos para garantizar una vigilancia continuada y eficaz de su comunidad de vecinos o negocio. Contamos, además, con un sistema de control de accesos para gestionar la entrada y salida (que son los puntos más conflictivos en términos de seguridad).

91 198 06 07