¿Por qué cambiamos la hora?

En verano y en invierno realizamos un cambio horario con el fin de hacer un uso más eficiente de la luz del sol.

¿Cómo afecta el cambio horario al consumo eléctrico?

Hay que tener en cuenta que gran parte de nuestro gasto eléctrico es por iluminación con lo que si aumentamos la eficiencia de la luz proporcionada por el sol, nuestro consumo eléctrico para este fin se ve reducido.

Se estima que con este cambio horario se consigue reducir hasta un 5% nuestro consumo con lo que una reducción del 5% en toda España supone una gran cantidad de energía ahorrada simplemente con este gesto.

¿Qué sentido tiene cambiar la hora?

Si observamos el consumo eléctrico global de un día cualquiera en España vemos que donde más se consume y durante un periodo de mayor duración se produce durante las horas de trabajo.

Como en otoño y en invierno amanece más tarde y anochece antes, si conseguimos  ajustar lo máximo posible que el horario de trabajo coincida con las mayores horas de luz, se producirá un consumo menor para iluminación.

Esto producirá no sólo un ahorro energético si no que además reducirá los picos de consumo energético. Una demanda de energía más estable ayuda también a producir de forma más eficiente.

Actualizado el