Cómo ahorrar energía con puertas automáticas

Las puertas automáticas surgieron como una solución innovadora a los problemas de accesibilidad que suscitaba la arquitectura más clásica. Pero no sólo ha contribuido en ese aspecto, sino que también repercuten de forma positiva en el gasto energético de los edificios.

¿Por qué gastan menos energía las puertas automatizadas?

Las puertas automáticas reducen al mínimo el gasto energético dado que ayudan a evitar descensos de temperatura. Una climatización adecuada en épocas de temperaturas extremas contribuye a reducir el gasto energético provocado por aires acondicionados.

Por otro lado, la inversión económica para la instalación de puertas automáticas es más baja si se compara con el gasto que supone fabricar con materiales ecológicos – además de su mantenimiento –.

Consejos para incrementar el ahorro de energía con puertas automáticas

Los beneficios de las puertas automáticas incluyen, a raíz del ahorro energético, una reducción del gasto económico y de emisiones nocivas al medioambiente. Este ahorro energético repercutirá también en un ahorro económico, además de reducir el CO2 y la polución. Te damos algunos consejos para que ahorres al máximo con puertas automatizadas.

1. Abrir la puerta sólo cuando sea necesario

Es lógico pero no por ello debe pasarse por alto. Cuánto menos uso se le den a las puertas, menor será el gasto energético. Por ejemplo, usar la puerta del garaje para la entrada o salida de perosnas en lugar de vehículos, se incrementa el gasto de energía en más de un 50%.

2. Instalación de automatismos de la potencia adecuada

A la hora de seleccionar la puerta automática ideal, deben tenerse en cuenta una serie de factores. Existen diversos tipos y sus automatismos y motores varían. Si se elige un modelo con mayor o menor potencia del que requiere, la puerta empleará energía por defecto o por exceso, resultando en un gasto mayor.

3. Incrementar el tiempo de espera para el cierre

Hay momentos en el día en que el tráfico de personas o vehículos es mayor. Debemos tener en cuenta la afluencia de usuarios para programar el tiempo de espera de cierre debidamente. Si lo aumentamos, se ahorra más energía dado que la puerta gastará menos al tener que abrirse menos veces.

91 198 06 07