Se encuentra usted aquí

15 consejos para ahorrar energía en invierno

El coste de electricidad en los hogares españoles es cada vez mayor. En 2017, España era el tercer país de Europa que más pagaba por kWh y en 2018 la tendencia continúa siendo creciente por causa de la escasez de lluvia y la falta de viento, que perjudica la producción de electricidad en plantas de suministro renovable.

Esto significa en términos prácticos que los hogares españoles dedican más del 10% de sus ingresos para pagar las facturas de la luz. Para reducir este gastol, te damos algunos consejos que podemos seguir para ahorrar energía en invierno.

1. Sustituye el horno por el microondas. Si tienes un microondas con opción grill, puedes usarlo para sustituir el horno y, aunque el resultado no es el mismo, ayuda a ahorrar energía y reducir tu factura eléctrica en invierno. En su defecto, evita el horno lo máximo posible para conseguir ahorrar energía significativamente en invierno.

2. ¿Sabías que pulsar el botón del lavavajillas gasta menos agua que lavar los platos a mano? Parece extraño pero es así, ya que evitas dejar el grifo abierto para lavar y aclarar. Cuando utilices el lavavajillas, acumula vajilla hasta llenarlo del todo para conseguir un lavado eficiente y ahorrar energía en invierno.

3. Llena la nevera y asegúrate de que está siempre bien cerrada para evitar el calentamiento de la misma. Siempre hay alguien que se despista y cierra mal el frigorífico.

4. Moderar el termostato entre 24 y 26 grados cuando estés en casa, y mantenerlo apagado cuando estés fuera, es también una forma efectiva de ahorrar energía en invierno. Si cuentas con un termostato programable, otra forma efectiva de ahorrar energía y poder encontrar la casa buena, es programarlo un poco antes de la hora prevista de llegada para que se caliente mientras llegas.

5. Si estás pensando en instalar o reparar un aire acondicionado ¡piensa que con un buen mantenimiento puedes ahorrar hasta un 10% en tu factura!

6. Reemplaza o limpia los filtros del aire acondicionado. Los filtros sucios restringen el flujo de aire, provocando que el sistema requiera más tiempo y mayor potencia, lo que implica un aumento del consumo de energía. Lo ideal sería cambiarlos o limpiarlos mensualmente.

7. Utiliza el ventilador como alternativa. Aunque los ventiladores no enfrían el aire,  generan corrientes con el movimiento. Es recomendable utilizarlos después de la puesta de sol, cuando la temperatura exterior desciende, o por la mañana temprano, cuando las temperaturas son todavía suaves. Esta es una buena forma de reducir el uso de aire acondicionado, por lo que considera la instalación de ventiladores de techo para ahorrar en tu factura.

8. Evita el uso de aparatos eléctricos durante las 16:00 - 18:00 horas. El precio de la electricidad varía según las horas del día en la que nos encontremos, por lo que consulta con tu compañía eléctrica estas cuestiones para organizar las tareas domésticas de forma eficiente y sin gastar más dinero.

9. Si lavas la ropa con agua fría, puedes llegar a ahorrar hasta un 4% en tu factura. Al mismo tiempo que evitarás que la ropa encoja, ¡ahorrarás energía en invierno!

10. Tiende la ropa en el exterior y evita el uso de la secadora. En caso de no tener esa opción, maximiza la eficiencia con cargas completas, el ajuste de humedad con sensor y limpiando los filtros después de cada uso.

11. Apaga los aparatos, luces y equipos cuando no estén en uso. Puedes alcanzar un ahorro de aproximadamente el 2% en tu próxima factura.

12. Desenchufa los aparatos electrónicos de última generación y los cargadores cuando no los estés utilizando, ya que la mayoría utilizan electricidad incluso cuando están apagados. ¡Increíble pero cierto!

13. Instala bombillas fluorescentes compactas o bombillas LED. Aunque sean un poco más caras, consumen menos electricidad y duran más, por lo que son una inversión a medio y largo plazo.

14. Instala cubiertas de patio, cortinas, toldos y/o mosquiteras en las ventanas que más luz reciban para dar sombra a tu casa. Para el futuro, puedes pensar en utilizar árboles estratégicamente plantados, arbustos y enredaderas para dar sombra a tu hogar y ahorrar energía en invierno de forma aún más natural.

15. Considera el aislamiento de tu hogar, sentirás la diferencia.

Aplica siempre que sea posible buenos hábitos de eficiencia energética para ahorrar energía en invierno. Y si necesitas ayuda ¡Zaask te anima a que consultes directamente a los y las mejores profesionales disponibles