Alarmas sin cuotas

Alarmas

Las alarmas sin cuotas pueden suponer una opción económica en comparación a las alarmas con cuotas, conectadas a una Central Receptora de Alarmas. Veamos todo lo necesario sobre este tipo de alarmas.

¿Qué es una alarma sin cuotas?

s un tipo de sistema de seguridad que no se encuentra conectado a una Central Receptora de Alarmas (CRA), por lo que no contaremos con el soporte de técnicos especializados ni con una conexión directa con las fuerzas de seguridad y emergencias.

Una alarma sin cuota está formada por un conjunto de sensores de movimiento y cámaras de vigilancia instaladas en un inmueble, para detectar cualquier intrusión. Como hemos comentado, no están conectadas a una CRA y no hay que realizar ningún pago mensual.

Con este tipo solo tendremos que realizar una inversión inicial para comprar el equipo.

El coste de este tipo de alarmas depende de ciertos aspectos como la empresa a la que se la compremos y el número y tipo de elementos que se incluyan en el sistema.

Funcionamiento de una alarma sin cuotas

Si bien el funcionamiento depende del tipo de elementos que instalemos, generalmente funcionan de la siguiente manera:

  • Detección de la intrusión
  • Activación de sirenas
  • Envío de un aviso al móvil del propietario

Tipos de alarmas sin cuotas

Existen dos tipos diferentes dentro de las alarmas sin cuotas. Por un lado, según el tipo de conexión interna y, por otro lado, según el tipo de conexión externa.

Cableadas o inalámbricas

Cableadas

Son aquellas que conectan los elementos con el panel de control mediante cables. El número de elementos que puede llevar acoplados es limitado y requiere de una instalación más costosa y que tarda mucho más.

Inalámbricas

La conexión entre los componentes de la alarma y el panel de control se realiza a través de señales infrarrojas. Su instalación es más sencilla, rápida y el acabado más estético. Además, el número de componentes que se pueden acoplar es mayor al anterior.

Conectadas al propietario o no

Alarmas sin conexión externa

Este tipo de alarmas son más un método de disuasión que un sistema de seguridad. Su objetivo es hacer creer a los intrusos que hay una alarma instalada, pero en caso de allanamiento no se produciría ninguna notificación.

Generalmente tienen instalados sensores de movimiento que, al detectar presencia, activan una sirena externa o interna que consigue alertar a los vecinos, si existen, e instan al ladrón a huir.

Alarmas con conexión externa

Este tipo de alarmas sí están conectadas con el teléfono móvil del propietario. Cuando se produce un salto de alarma, el propietario recibe toda la información en su teléfono a través de una aplicación.

Actualizado el