Se encuentra usted aquí

Reforma energética: El Bono Social

Tras comentar en la entrada de ayer el cambio de nombre en la tarifa de último recurso por el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, hoy vemos en qué afectará la reforma energética al bono social, los consumidores que pueden acogerse y quién asumirá su coste.

Acogerse al bono social

El acceso al bono social aunque no se verá variado en gran medida, sí afectará principalmente a las familias numerosas que hasta la fecha han tenido acceso a esta tarifa y que de ahora en adelante se podrán acoger o no en función de sus ingresos anuales.

Los usuarios domésticos con una potencia contratada inferior a 3 kW así como las familias con todos sus miembros en paro seguirán teniendo acceso a esta tarifa. Sin embargo, las familias numerosas dependerán del número de personas y de los ingresos de la unidad familiar. Con cuatro hijos podrán acogerse a esta tarifa siempre y cuando los ingresos de la unidad familiar no excedan los 29 000 euros (esta cifra de momento es orientativa).

Con esta medida, el gobierno considera que no todas las familias “necesitan” acogerse a esta tarifa debido a sus ingresos.

Financiación del bono social

En esta misma reforma, se ha incluido como medida que sean las compañías que ofrezcan esta tarifa quienes financien su coste. Las compañías eléctricas afectadas consideran que es una medida injusta imponer esta financiación y recurrirán esta medida basadas en la sentencia del tribunal supremo al respecto por la que la consideraban una obligación arbitraria.