Se encuentra usted aquí

Sube la luz un 11% en el tercer trimestre del año

El precio de la electricidad se ha visto incrementado en el tercer trimestre del año, situándose un 11% por encima del importe marcado en el anterior y encareciendo la factura eléctrica del consumidor. Entre los factores que han propiciado esta situación, se encuentra la poca energía generada por las centrales eólicas y también la escasez de lluvias en los meses de verano.

El aumento en el recibo eléctrico vuelve a ser un problema para los usuarios domésticos, incluso después de que el Ministerio de Industria implantara una reforma, donde el precio estaría fijado por el mercado mayorista (pool). Este sistema ha sido el que ha propiciado que se cierre el mes de septiembre con un precio de 66,98 euros por megavatio (MWh) y que se supere el coste de cualquier trimestre anterior.

En los meses del primer trimestre el precio eléctrico se situó en 25,8 euros de media, pero en los últimos meses se ha ido incrementando hasta los 39,93 euros y finalizando este último trimestre con 52,34 euros de media. Sin embargo, los expertos vaticinan que el coste bajará en el último trimestre y se traducirá en un ahorro para los clientes.

¿Qué tarifa eléctrica contratar?

La nueva subida en el precio de la luz obliga al consumidor a buscar otras medidas de ahorro, pero también a fijarse en la tarifa que actualmente tienen contratada y ver si le ofrece garantías a largo plazo. Las opciones de contratación que plantea la reforma de electricidad son las siguientes:

  • Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) conocida como Tarifa de Último Recurso (TUR) y que actualmente dispone de dos modalidades dependiendo del tipo de contador eléctrico:
    • Usuarios con contadores digitales con un precio para cada hora del día.
    • Usuarios con contadores analógicos que tienen un precio medio ponderado.
  • Tarifa fija anual donde se establece un precio para todo el año, pero implica suscribir un contrato con permanencia y penalización económica si se rescinde antes de que finalice.
  • Tarifa de mercado libre donde la comercializadora pacta un importe con el consumidor, que puede regularizarse cada tres meses y donde se aplican descuentos.

El usuario doméstico puede contratar cualquiera de ellas con la comercializadora, pero tiene que tener en cuenta qué tipo de suministro tiene y también las necesidades que necesita cubrir durante ese periodo de tiempo.

¿Cómo ahorrar con la subida de la luz?

Debido al incremento del precio en la electricidad, el usuario puede optar por comparar tarifas eléctricas con otras comercializadoras y ver cuál de ellas le ofrece mejores condiciones de contratación. Se recomienda suscribir un contrato con la comercializadora que ofrezca el precio más barato.

El cliente puede buscar contratos con descuentos indefinidos, que no impliquen una permanencia con la compañía por un periodo de tiempo y que además permitan marcharse en caso de no estar de acuerdo con la misma.