Se encuentra usted aquí

Posible adiós al exceso de potencia

Bombilla

El exceso de potencia es el nuevo tema que invade el Congreso de los Diputados, después de que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) haya presentado una proposición no de ley, y ahora esté buscando el apoyo del resto de grupos parlamentarios.

Si la propuesta de ERC se hace efectiva afectaría a todos aquellos consumidores que tiene una segunda residencia, pero también a pequeñas y medianas empresas de sectores tan variados como el turismo, el industrial o el agrario.

¿Qué es el exceso de potencia?

El exceso de potencia podría entenderse como la cantidad de kilovatios (kW) que se contratan y que no se están utilizando. Esto ocurre porque al dar de alta la luz se tiene que contratar un término de potencia y en la mayoría de las ocasiones es estimado.

En algunos casos, el exceso de potencia es muy pequeño y apenas repercute en el consumidor doméstico o profesional. En otros casos, supone un sobrecoste muy grande para el usuario por cualquiera de estas razones.

  1. Segundas residencias: el cliente está pagando todos los meses una potencia que no está utilizando.
  2. Negocios estacionarios: determinados sectores profesionales son estacionarios y no necesitan una potencia elevada en periodos de tiempo prolongados.

Cambios de potencia estacionales

Esta medida beneficiaría principalmente a los consumidores estacionales, que podrían variar su potencia contratada, dependiendo de las necesidades de cada momento. Este aspecto repercutiría positivamente en sus facturas de electricidad y supondría un ahorro anual.

No olvidemos que ahora mismo solo se puede hacer un cambio de potencia al año. Esto impide a negocios estacionarios o a usuarios con segundas residencias cambiar la potencia eléctrica basándose en sus necesidades.

¿Cómo sé qué potencia eléctrica tengo contratada?

La principal duda de los clientes del mercado eléctrico es qué potencia tienen contratada, si es la necesaria o si están pagando de más en sus facturas. Para poder saber qué término de potencia tienes puedes recurrir a tu factura o preguntárselo directamente a tu comercializadora.

  • En la factura te vendrá indicado como potencia contratada e indicado en el detalle de la factura.
  • Puedes llamar a tu compañía actual, facilitar una serie de datos y ellos te facilitarán esa información.

¿Cómo realizo un cambio de potencia en mi vivienda?

El cambio de potencia es una gestión que puede realizar cualquier consumidor sea doméstico o profesional. Dependiendo de sus necesidades tendrá que ejercer cualquiera de los siguientes métodos:

  1. Reducciones de potencia: el cliente quiere contratar un término de potencia inferior al que tiene actualmente.
  2. Aumentos de potencia: el usuario quiere contratar una potencia eléctrica superior a la que tiene.

El primer paso para un cambio de potencia es llamar a la comercializadora y tener una factura eléctrica a mano. Tras solicitar el trámite, el agente que nos atienda necesitará los siguientes datos del suministro:

  • Datos del titular.
  • Dirección de la vivienda.
  • Datos del suministro.
  • Código CUPS del suministro eléctrico.
  • Potencia actual.
  • Potencia nueva.
  • Cuenta bancaria

El último dato solo será necesario si estamos haciendo un cambio de compañía también. En caso contrario, no será necesario porque ya tendremos domiciliados los recibos con esta compañía.

¿Cuánto cuesta cambiar la potencia contratada?

El cambio de potencia eléctrica conlleva un coste para todos los usuarios del mercado eléctrico. El coste del trámite puede variar dependiendo de si es una reducción o un aumento de potencia:

 Reducciones de potencia donde solo se paga un derecho.

  • Derechos de enganche que son 9,04€ + IVA.

 Aumentos de potencia donde se pagan tres derechos:

  • Derechos de extensión que son 17,37€/kW + IVA.
  • Derechos de acceso que son 19,40€/kW + IVA.
  • Y los derechos de enganche.

Tanto el aumento como la reducción de potencia quedará realizada en un plazo de 15 a 20 días hábiles. Siempre recibirás una factura con la potencia anterior por el último periodo de facturación.