Se encuentra usted aquí

Medio millón de cortes de luz por impago en 2015

corte-luz

Es el dato de la semana: las principales distribuidoras en el territorio español, Endesa e Iberdrola, registraron nada menos que 506.481 cortes del suministro eléctrico por impago de los usuarios. Esto es una subida del 5,9% con respecto al dato del año anterior.

En general se achaca la culpa de una cifra tan abultada a la llegada del contador digital, que al establecer un nuevo sistema de facturación mensual en vez de bimestral hace que aumente el número de facturas y por lo tanto la cifra bruta de cortes por impago. Sin embargo, hay que destacar también que el precio de la factura es distinto por la misma razón, o sea que no es un teoría del todo válida.

Entre Endesa e Iberdrola copan el 80% de la red de distribución de todo el país, por eso se puede hacer una extrapolación muy aproximada al total de la población. Es preocupante el caso de la primera: el aumento de cortes por impago creció nada menos que un 70% en este último año.

La gran mayoría de los cortes se restablecieron en menos de 48 horas

Concretamente, el número de cortes de la eléctrica afincada en Cataluña pasó de 141.306 cortes en 2014 a 241.305 el año pasado, un aumento que, según parece, no preocupa mucho a la empresa porque “la gran mayoría de los cortes se restablecieron en menos de 48 horas”. En Iberdrola, por otra parte, el número cayó un 21%, pero su dato sigue siendo el más alto: 265.175 cortes por impago.

Las grandes empresas del sector están buscando firmar acuerdos con los gobiernos autonómicos que les permitan proteger de algún modo a los usuarios principalmente ahora que el pago de estos recibos se está convirtiendo en un problema por la situación económica del país. El bono social está siendo un recurso habitual: actualmente se benefician de él más de dos millones de hogares y supone una reducción en la factura del 25%.

Hay que recordar que el año pasado el coste del recibo de la luz se incrementó en un 0,8%, lo que también puede tomarse como una de las razones del aumento, sumado a otros factores que ponen en peligro la economía de las familias.

QUÉ HACER SI ME CORTAN LA LUZ POR IMPAGO

Antes de que nos corten la luz por impago debemos recibir previamente un aviso. Si se resuelve la deuda rápidamente no se procederá al corte.

Si de todas formas se ejecuta el corte, deben pasar al menos dos meses desde la emisión de la última factura para que la distribuidora pueda suspender el suministro. Una vez ha ocurrido esto pueden darse dos casos:

  1. Que no hayan retirado aún el contador. Si la distribuidora aún no ha quitado el contador, tan solo tenemos que pagar el importe de la deuda pendiente para que nos devuelvan el suministro, y no suele tardar más de 24 horas en restablecerse.
  2. La distribuidora ha retirado el contador. En este caso todo se encarece, porque al coste de la deuda hay que sumarle el precio de volver a dar de alta la luz. Este proceso puede alargarse hasta una semana o diez días.

Siempre está la opción de intentar retrasar o fraccionar el pago, para lo que habría que ponerse en contacto con nuestra comercializadora para que nos informe de los pasos a seguir para solicitar este trámite.

Para más información de energía llame al 91 198 10 05