Se encuentra usted aquí

La luz baja en febrero un 2.8% para el cliente medio

Buenas noticias para los consumidores domésticos porque el precio del suministro eléctrico ha bajado, situándose el término de energía en 119,8€/MWh durante febrero de 2015 y rebajándose un 3% con respecto a los niveles de 2014. La bajada se acentúa un 7,7% si se compara con enero de este año donde el término de consumo se emplazó en los 128,8€/MWh.

La principal causa de esta bajada en el precio de la electricidad es la producción de las energías renovables al igual de energía nuclear. También hay que tener en cuenta que el precio medio de la electricidad se ha mantenido estable en los 118,9€/MWh, exceptuando los momentos puntuales donde se han registrado tanto aumentos como descensos, debido especialmente a las condiciones climatológicas.

La evolución de los precios ha resultado favorable para los consumidores, pero contrasta con la subida que se produjo a principio de año y que estuvo condicionada por la fuerte producción tanto de carbón como por la generación de energía eólica.

¿Cómo afectan las renovables en la factura de la luz?

El mercado de electricidad no solo emplea fuentes como la energía nuclear, puesto que también utiliza otras como la solar, eólica, hidráulica, térmica, entre muchas otras. De hecho, la variación en el precio energético depende en gran parte de la producción de electricidad que realicen estas fuentes.

Por lo tanto, las energías renovables afectan de forma indirecta a las facturas eléctricas de los consumidores domésticos y la caída en la generación de energía renovables supone un mayor uso de electricidad. Esto a su vez se traduce como un precio mayor del kilovatio hora (kWh) para todos los usuarios.

Pagar menos en la factura de la luz

El contexto de variaciones en el precio de la luz obliga a los clientes a buscar nuevas maneras de ahorrar en la factura, ya sea a través de modificaciones en su contrato como la reducción de potencia eléctrica o quizá mejorando las condiciones que tiene actualmente con otra compañía del mercado.

La utilización de un comparador de tarifas eléctricas puede ayudar, no solo para encontrar un coste de energía más bajo sino también para conseguir mejores descuentos y se trata de una aplicación totalmente gratuita y que se puede encontrar en varios portales de Internet. De hecho, las opciones facilitadas no tienen obligación de ser contratadas si el usuario no quiere.

El cambio de compañía eléctrica puede ser una opción muy recomendable, dado que se trata de una gestión totalmente gratuita para el consumidor y permite mantener todas los aspectos del suministro intacto. Solo varía el precio al que se factura la electricidad que se está consumiendo en ese momento.