Se encuentra usted aquí

La CNMC recomienda bajar el precio de las inspecciones en gas natural

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) vuelve a hacer recomendaciones, pero en esta ocasión se centra en la inspección de las instalaciones receptoras comunes de gas natural que deben realizarse cada 5 años y busca que no sea la distribuidora quien se encargue de esta gestión sino un instalador autorizado contratado por el propio cliente.

Con esta medida el órgano regulador busca abrir el mercado de gas natural para que sea más competitivo, sobre todo porque esta apertura puede significar una bajada de precios en las inspecciones de instalaciones y así pretende conseguir unos criterios más uniformes para el consumidor.

Pero lejos de quedarse ahí, la CNMC también busca cambiar los criterios legales de actuación, y evitar así cortar el suministro de gas cuando el propietario no está presente. De esta manera, se pueden asegurar ciertas garantías para el consumidor y permite la contratación de cualquier empresa instalador autorizada para llevar a cabo la inspección obligatoria de gas que se ejecuta cada 5 años.

¿Qué es la revisión de la instalación de gas natural?

La inspección periódica de las instalaciones de gas natural es una gestión donde se comprueba la seguridad y también el buen estado que tiene la instalación de gas en ese momento. Actualmente, esta gestión es realizada por un técnico autorizado enviado por la distribuidora cada cinco años en todo el territorio español, a excepción del País Vasco donde se efectúa cada cuatro años.

El coste de este tipo de revisión de la instalación de gas natural es de alrededor de 50 euros y donde el inspector que ha sido enviado tiene que valorar si la instalación es favorable o desfavorable. Esta inspección es obligatoria tanto para viviendas adquiridas como aquellas que están en alquiler.

¿Existe algún servicio de mantenimiento que incluya esta revisión?

Pocas son las compañías de energía que disponen de un servicio de mantenimiento en gas, donde se incluye la revisión de la instalación receptora de gas natural aunque en la mayoría de los casos no es así, y por lo tanto el cliente tiene que abonarse cuando se efectúa dicha inspección.

Por esta razón, es importante que el usuario escoja una buena tarifa a través de un comparador de gas natural, pero que no solo se fija en el precio de la oferta o los descuentos, sino sobre todo en las características que incorpora el propio servicio de mantenimiento de gas.