Se encuentra usted aquí

Errores en el contador de luz

En el mercado eléctrico español se detectan cada día muchos errores de medida en los contadores de luz, llegando esta cifra a alcanzar 5 millones de errores anuales, lo que puede llegar a suponer un desequilibrio de cuentas, en algunos casos para las comercializadoras eléctricas y, en otros casos, para los clientes, dejando a un lado los peajes de acceso que van asociados a esas cantidades de consumo.

Actualmente, según el reglamento unificado de puntos de medida del sistema eléctrico, las empresas distribuidoras de electricidad están obligadas a realizar la lectura de los contadores eléctricos que queden dentro de su zona geográfica de distribución. Se realiza cada dos meses para evitar las estimaciones de consumo que se realizaban en las facturas de luz aquellos meses en los que no se hacían dichas lecturas.

Lectura contadores digitales

Antes de que finalice el año 2018, todos los contadores de luz deben haberse sustituido por los nuevos contadores digitales, que cuentan con la ventaja de que la lectura se envía directamente de manera inalámbrica a la distribuidora para que la comercializadora pueda emitir las facturas correctamente.

Sistema eléctrico

Desde que se liberalizó el mercado eléctrico en 2009, cualquier comercializadora de electricidad puede ofrecer sus tarifas de luz en todo el territorio nacional, ya que anteriormente la empresa eléctrica estaba designada al usuario según su zona geográfica, siendo por ejemplo Endesa en Andalucía y Cataluña entre otros; e Iberdrola en toda la Comunidad Valencia además de otras zonas del país. Sin embargo la empresa distribuidora de la electricidad sí sigue siendo la que anteriormente también la comercializaba. Cuando se liberalizó el mercado, aquellos usuarios que no decidieron contratar una tarifa de libre mercado, quedaron asignados en la Tarifa de Último Recurso en la misma empresa que le distribuye actualmente.

Por lo tanto, un error de los contadores hay que comunicarlo a la distribuidora por teléfono, ya que la comercializadora únicamente emite la factura con el dato recibido de la lectura.