Se encuentra usted aquí

Endesa propone rediseñar el bono social

Endesa

El martes 26 de abril, Endesa celebraba en Madrid la Junta de Accionistas del grupo, acto que el presidente de la eléctrica Borja Prado aprovechaba para pedir públicamente “rediseñar los criterios de reparto del bono social".

Desde el grupo energético piden que el descuento del 25% en la factura eléctrica sea percibido por los hogares con un nivel de renta mínimo y no por aquellos que cumplan alguno de los demás requisitos del bono social pero no estén en situación crítica.

Tanto Endesa como las demás grandes eléctricas denuncian que de las 2,4 millones de familias que perciben esta ayuda no todos son hogares afectados realmente por un problema de pobreza energética. Los grandes grupos energéticos pagan un total de 180 millones de euros al año por este descuento, en función de su cuota de mercado.

Prado recordó durante la Junta de Accionistas que Endesa hace tiempo está sensibilizada con el problema de pobreza energética que afecta a muchas familias del país y que fue “pionera” al firmar 107 convenios con distintos ayuntamientos y autonomías que garantizaran el suministro eléctrico a los hogares más vulnerables.

Bono social

El bono social nace en junio de 2009 tras la liberalización del mercado eléctrico como medida de protección. Se trata de una bonificación social para ayudar a ciudadanos de ciertos colectivos.

Pueden acogerse al bono social todos aquellos consumidores que cuenten con una tarifa PVPC, anteriormente conocida como de último recurso y puedan enmarcarse en uno de los siguientes grupos:

  1. Domésticos con una potencia inferior a 3kW
  2. Pensionistas con prestaciones mínimas por jubilación, incapacidad permanente o viudedad
  3. Familias numerosas
  4. Hogares en la que todos los integrantes se encuentren en situación de desempleo

Desde su implantación en 2009, el número de adscritos al bono social marcó un máximo en 2011 con un total de 2.712.896 consumidores cayendo desde ese momento hasta llegar a los 2.511.158 hogares en 2013 y los 2.493.006 en 2014. En 2015 el número de familias que solicitaron el bono social volvió a disminuir hasta quedarse en los 2.457.864.

El bono social puede suponer un ahorro de media de hasta el 20% en la factura eléctrica de las familias. Tendría un ahorro de un 10% en el término de potencia y de alrededor del 25% en el término de energía.

Reforma propuesta por Endesa

La propuesta presentada por el grupo energético, encabezado por el presidente, Borja Prado, y el consejero delegado, José Bogas, pasa por realizar un rediseño del bono social y que se tengan en cuenta los niveles de renta de los hogares para poder beneficiar a las familias que de verdad necesitan esta ayuda.

Con el sistema propuesto por Endesa se evitaría la situación actual, en la cual pueden estar adscritos al bono social consumidores que bien teniendo una potencia inferior a 3kW, siendo pensionistas o miembro de una familia numerosa no se encuentra en situación de pobreza energética.

José Bogas también defendió la creación de un fondo dirigido a pagar la totalidad del suministro de aquellas familias identificadas como insolventes por los servicios sociales.

Endesa también propone destinar parte de los 200 millones de euros del Fondo de Eficiencia Energética a la mejora del aislamiento térmico de las viviendas de las familias declaradas en situación de pobreza energética.

Inversión comercializadoras en el bono social

El bono social cubre la diferencia entre el valor del PVPC y un valor base, y es aplicado en la factura del cliente por la comercializadora con la que tenga el contratado el suministro, siempre que esta este acogida al bono social.

El Gobierno es el responsable de regular el porcentaje del bono social que financia cada comercializadora en función del número de clientes de los que disponga. Así a mayor número de clientes, mayor será la financiación del bono social por parte de esa compañía.

En la siguiente tabla quedan reflejadas las 5 principales comercializadoras, el porcentaje que financiaron en 2015 y el promedio de clientes calculados para 2016.

Comercializadora % invertido 2015 Promedio clientes 2016
Endesa 42,29% 6.760.581
Iberdrola 39,21% 4.291.210
Gas Natural Fenosa 12,27% 1.944.116
EDP 3,19% 245.955
Viesgo 2,27% 264.164