Se encuentra usted aquí

El superávit eléctrico permite una reducción de los precios de la luz

baja_luz

Aprovechando la situación de superávit eléctrico que existe en España, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria ha planteado la posibilidad de reducir los precios de las tarifas de luz reguladas por el Gobierno en el mes de diciembre.

Algunos medios de comunicación han expresado cierto escepticismo al respecto, puesto que no existe confirmación alguna por parte del ministro de Industria. La razón de ello se atribuye al desconocimiento del superávit con el que se cerrará en este año.

Teniendo en cuenta que el importe destinado a los peajes de acceso supone un 40% del total de la factura, la bajada en el precio de este término supondría un ahorro significativo en la factura de la luz de los consumidores.

El Gobierno plantea una posible bajada de luz

La bajada de la luz no está asegurada, tan sólo se trata de una presuposición por parte del Gobierno sobre el cierre del superávit. Se estima que el cierre del ejercicio se hará con superávit, cifrándose por encima de los 500 millones, situación favorable para llevar a cabo la reducción del precio de los peajes de acceso.

Se estima que el superávit cierre con alrededor de 500 millones

Según ha manifestado José Manuel Soria, la bajada del precio de la luz podría ser efectiva antes de las elecciones del próximo 20 de diciembre. También ha querido hacer referencia a las reducciones del precio unitario del kilovatio (kW) que se han llevado a cabo desde que él tomó posesión del cargo.

Por otro lado, en torno a la cuestión de si sería o no factible bajar el precio de la luz, se encuentra la ley del sector eléctrico la cual afirma que el superávit debe destinarse a la deuda contraída por el propio sistema. Esta condición legal anularía por completo la iniciativa de Soria. Sin embargo, el sector eléctrico cuenta con ciertos mecanismos que pueden hacer posible la bajada de la luz sin actuar en contra de lo que la ley establece.

Tarifas de luz

Actualmente gracias a la liberalización del mercado eléctrico en 2009, las comercializadoras de electricidad pueden ofrecer tarifas sujetas a la regulación del Gobierno y tarifas de libre mercado. Esta nueva estructuración le mercado eléctrico permite a los usuarios escoger la fórmula acorde a su propio consumo.

 El mercado regulado ofrece las siguientes tarifas:

  • Tarifa de luz por horas. Tras la iniciativa llevada a cabo por el Ministerio de Industria, a partir del 1 de julio de 2015, los clientes que dispongan de un contador inteligente integrado en el sistema de telegestión comenzaron a facturar por horas, fijando un precio diferente (todos los días) para cada una de las horas. Los consumidores que se encuentren dentro del sistema regulado y facturen con un contador digital, podrán consultar el precio de cada hora en la web de Red Eléctrica de España.
  • Precio Medio Ponderado (PMP). Con la reforma aplicada por el Ministerio de Industria, aquellos clientes a los que aun no hayan sustituido el contador analógico por uno digital deberán facturar con la tarifa de Precio Medio Ponderado. Esta tarifa fija el precio del kWh en base a una media de los precios establecidos por el mercado mayorista a lo largo de todo un periodo de facturación. El inconveniente de este sistema es que el usuario no conoce el precio al que pagará el kWh hasta que no finalice el periodo de facturación.
  • Tarifa fija anual. Es ideal para evitar las fluctuaciones que experimentan los precios en el mercado eléctrico. Esta tarifa garantiza una estabilidad en el precio durante 12 meses, independientemente de los momentos en los que se realice el consumo eléctrico. Es importante recalcar que este tipo de tarifas usualmente son más caras que las tarifas adscritas al mercado libre.

 El mercado libre facilita infinidad de tarifas con descuentos en el término de potencia y en el término de consumo o bonificaciones (programas de puntos, donde las comercializadoras regalan puntos canjeables por energía en base al consumo que haya realizado el cliente).

El mercado libre establece revisiones periódicas en el precio del kWh, en las que se determina si se sube, baja o mantiene el precio del kWh. Pero siempre es la compañía contratada quien decide el coste de la energía.

Comparar tarifas de luz

Ante la amplia oferta de tarifas que existe actualmente en el mercado eléctrico, es importante realizar una comparativa de tarifas antes de contratar ningún plan energético. Los comparadores de tarifas de luz ofrecen al cliente toda la información sobre las tarifas existentes en el mercado –libre y regulado–.

Se trata de aplicaciones de manejo muy intuitivo y completamente gratuitas, donde el cliente tan sólo tendrá que introducir el consumo que efectúa en su vivienda. El dato sobre el consumo realizado aparece reflejado en cada factura eléctrica. En casos donde se desconoce ese datos (dar de alta la luz por primera vez, cambio de vivienda) los usuarios podrán realizar una estimación de consumo introduciendo los siguientes datos en la aplicación:

  1. Número de personas que residen en la vivienda.
  2. Tipo de aislamiento del que dispone.
  3. Aparatos conectados a la red eléctrica.
  4. Indicar si tiene calefacción eléctrica o por suministro de gas natural.
  5. Superficie del domicilio.
  6. Tipo de tarifa.
  7. Potencia eléctrica contratada.