Se encuentra usted aquí

El precio de las bombonas de butano sube por primera vez en el año

Bajada bombona de butano

El precio de la bombona de butano sufre una subida de un 4% por primera vez en lo que va de año, situándose en 11.72 euros hasta la próxima revisión.

Tras la revisión del precio de la botella de butano que tiene lugar cada dos meses este se sitúa desde el martes un 4% por encina del actual. Así la bombona tradicional de 12.5kg pasa a valer 11.72 euros, 45 céntimos más que el precio vigente hasta el momento y establecido en julio, de 11.27 euros. Este precio se mantendrá hasta el tercer martes de noviembre, hasta que se realice la nueva revisión del precio de los gases envasados.

Esta supone la primera subida en el precio desde enero y una de las pocas desde 2015, cuando el precio se situaba en uno de sus máximos, colocando cada bombona en 17.5 euros. En 2013 el precio de la bombona tradicional de 12.5kg de butano alcanzó los 17.5 euros, precio que mantuvo hasta marzo de 2015, momento en el que empezó a disminuir. A pesar de la subida experimentada en septiembre, el precio de la botella de butano está un 33% por debajo del máximo alcanzado en 2015.

La subida del 4% viene dada por el encarecimiento de la materia prima, que según el Boletín Oficial del Estado (BOE) se sitúa en 0,76 euros por kilo, sumado a que el superávit del que venían disfrutando los gases envasados ya ha sido absorbido.

El Ministerio de Industria es el responsable de establecer el precio de los gases envasado entre los 8kg y los 20kg con una "tara" (peso de la botella sin gas) superior a los 9kg. A la hora de revisar el precio del butano se tienen en cuenta factores como el coste de la materia prima, las cotizaciones internacionales, el tipo de cambio o el flete (el transporte).

Consumo de gas butano en hogares y negocios

Dentro de los gases licuados del petróleo se encuentra el butano, una fuente de energía caracterizada por su eficiencia energética y su poder calorífico. Es utilizada tanto con fines domésticos como profesionales, siendo sus principales usos:

  1. Cocina.
  2. El agua caliente sanitaria.
  3. Calefacción.

El butano que se comercializa es una mezcla de distintos gases en diferentes porcentajes, está compuesto por butano normal en un 60%, isobutano en un 30%, propano en un 9% y etano en un 1%. Además al ser un gas inodoro e incoloro es necesario añadirle un aditivo para poder detectarlo en caso de fuga.

Más de 8 millones de familias recurren al butano como fuente de energía para sus hogares o negocios, este número se ha visto incrementado en los últimos tiempos por el abaratamiento que ha sufrido el precio de la bombona y porque su instalación es sencilla.

Únicamente hay que pagar por cada envase consumido y no un término fijo como ocurre con otras energías como el gas natural.

La principal desventaja del gas butano es su poca resistencia a bajar temperaturas, se congela con 0ºC por lo que no es una energía recomendada para lugares muy fríos, en esos casos el propano es mejor solución energética, ya que resiste temperaturas de hasta -44ºC.

Tipos de bombonas y distribuidoras de butano

El butano únicamente se suministra envasado, siendo las bombonas de 12.5kg las más comunes y más utilizadas por los consumidores. En la actualidad, además de las bombonas tradicionales, las compañías han lanzado al mercado unas nuevas de aluminio con el objetivo de sustituir la flota de envases de butano por unos más ligeros y seguros. Las nuevas bombonas de aluminio se caracterizan por ser:

  • Más ligeras
  • Más seguras: su nuevo diseño incorpora una protección en la boquilla que hace que se reduzca el riesgo de fuga.
  • Gasifican mejor
  • Mayor capacidad: al tratarse de envases nuevos no acumulan los restos del butano.

Estas nuevas bombonas de aluminio tienen una "tara" de 7kg, por lo que forman parte del mercado liberalizado y son las comercializadoras las responsables de establecer su precio de venta. En estos casos, el precio es más elevado que en las bombonas tradicionales pero hay que tener en cuenta que estos nuevos envases tienen una mayor capacidad y al gasificar mejor se hace un mayor aprovechamiento de la energía.

Repsol y Cepsa son las principales distribuidoras de bombonas de butano del país, entre ambas compañías suministran a la mayor parte de los consumidores de butano. También operan como proveedores de butano Galp Energía, y Disa Gas, pero esta última en las Islas Canarias.

  1. Repsol: bombonas naranjas
  2. Cepsa: bombonas metalizadas
  3. Galp Energía: bombonas color crema
  4. Disa Gas: bombonas blancas y azules

Para más información de energía llame al 91 198 10 05