Se encuentra usted aquí

El precio de la bombona de butano vuelve a bajar

Bajada bombona de butano

La revisión bimestral del precio del butano vuelve a colocar la bombona un 5% más barata por tercera vez consecutiva.

Desde el martes el precio de la bombona de butano se sitúa en 11.27€ impuestos incluidos, experimentando así un descenso del 4.9% desde la última revisión bimestral que fijaba el precio de la bombona en 11.85€.

De esta manera el precio de la bombona experimenta por tercera vez en lo que va de año una nueva caída del 5%, porcentaje máximo establecido de variación en el precio tanto al alza como a la baja. Esta sucesión consecutiva de bajadas del 5% en el precio de la bombona de butano, sumada a la del 3% de enero, suponen un abaratamiento del 35.5% frente a los 17.5€ del envase en marzo de 2015.

Con esta nueva bajada, el precio de la bombona de butano se sitúa en 6.23 euros por debajo de los 17.5€ que alcanzó en mayo de 2013 y mantuvo hasta marzo de 2015. El descenso en el coste de la botella viene dado por el abaratamiento en la materia prima y el superávit registrado en el sistema de precios de los gases envasados.

Según ha informado el Ministerio de Industria, el precio de impuestos teórico del gas licuado del petróleo envasado ha bajado 0,1%. Este variación se entiende al compensar el incremento del 2.5% de la materia prima con la caída del 4.3% en el flete (transporte) y la apreciación del 0.45% del euro frente al dólar. Tras el ajuste, aún se mantiene un superávit de 0,7690 céntimos por kilogramo para la próxima revisión.

El Gobierno es el responsable del precio de los gases envasados entre los 8kg y los 20kg con una "tara", es decir peso de la botella sin contenido, superior a 9kg. Todo envase fuera de este rango formará parte del mercado liberalizado.

Consumo gas butano y distribuidoras de bombonas

El butano es un gas licuado del petróleo utilizado tanto en ámbitos domésticos como profesionales. El butano que se comercializa no es butano puro sino que es una mezcla de butano normal (60%), propano (9%), isobutano (30%) y etano (1%). Se trata de un gas inoloro e incoloro por lo que es necesario añadirle un aditivo para poder detectarlo en caso de fuga.

El suministro de butano se realiza envasado, siendo las más comunes las bombonas de 12.5kg. Se trata de envases de fácil manejo que el usuario podrá transportar y deberá cambiar una vez se termine el contenido del mismo. Los principales usos del butano en ámbitos domésticos son:

  • Cocina.
  • Agua caliente sanitaria.
  • Calefacción: en domicilios con estufas.

La tendencia a la baja que está protagonizando el precio del butano en los últimos meses ha ocasionado que muchos usuarios se quieran instalar esta energía frente a otras como el gas natural o el gasoil. Además, los usuarios que consuman butano no tendrán que abonar un término fijo independiente al consumo y no requiere del alquiler de un contador para conocer el consumo.

Se calcula que 8 millones de familias disponen de gas butano en sus domicilios, lo que supone un consumo de bombonas de butano a lo largo del año cercano a los 72 millones. De la distribución de estas bombonas se ocupan principalmente Repsol y Cepsa, aunque Gal Energía también participa en este mercado en la península y las Islas Baleares y DISA Gas en las Islas Canarias.

Bombonas de butano de aluminio y precio

Las principales distribuidoras de butano han lanzado al mercado unas nuevas bombonas de aluminio con el objetivo de sustituir las tradicionales por unas más modernas y seguras. Se ha modificado tanto el diseño como los materiales facilitando el manejo y han aumentado la capacidad pero también la seguridad de las mismas.

  1. Más ligeras
  2. Más seguras: incorporan una protección en la boquilla que reduce el riesgo de fuga.
  3. Gasifican mejor
  4. Mayor capacidad: al tratarse de envases nuevos no acumulan los residuos que deja el butano.

En este caso las bombonas tienen una tara de 7kg por lo que pertenecen al mercado liberalizado y su precio será establecido por las distintas distribuidoras, aunque tienen en cuenta el precio de las bombonas tradicionales tras las revisiones bimestrales.