Se encuentra usted aquí

El gas natural volverá a bajar un 2,5% en el mes de abril

El precio del gas natural se reducirá en un 2,5% en el mes de abril para la Tarifa de Último Recurso (TUR), algo que beneficiará a los consumidores domésticos que verán cómo disminuye el coste de la energía y se suma a la rebaja que se ya aplicó en el mes de enero que se situó en un 3,3%.

La tarifa TUR que está regulada por el Ministerio de Industria se mantuvo congelada durante todo el año 2014, lo que impidió que hubiera tanto subidas como bajadas en el precio del suministro para el consumidor, pero durante este año el abaratamiento se ha situado en un 5,7% tras las dos subastas trimestrales realizadas.

Desde que se liberalizó el mercado de gas natural, el coste de la tarifa regulada por el Gobierno queda establecido a través de subastas trimestrales, donde se tiene en cuenta el índica de gas natural del Henry Hub, el del británico NBP y sobre todo las cotizaciones en el barril de Brent.

¿Qué conceptos se pagan en el gas natural?

Esta bajada en el precio del gas natural se aplicará en la tarifa regulada por el Ministerio de Industria, pero muy probablemente también en las tarifas de mercado libre que referencia su coste a la misma y además incorporan descuentos para incentivar un ahorro en la factura de gas natural.

Pero lo que importa es qué se pasa realmente en un recibo de gas, algo que el consumidor debe conocer para poder comparar ofertas en el mercado y cambiarse a otra más beneficiosa si lo considera necesario. Es imprescindible conocer una serie de conceptos que están incluidos en la factura y que se desglosan de la siguiente manera:

  • El término fijo de gas natural que supone un coste estable para el consumidor y que debe abonar incluso aunque no se realice consumo.
  • El término variable de gas es la cantidad de kWh que se gastan en una vivienda durante un periodo concreto.

El precio de estos dos conceptos está establecido por la compañía de gas contratada, dependiendo de las condiciones del contrato este coste puede ser inferior o superior, lo que implica un suministro de gas natural más barato o más caro. Sin embargo, existen otros aspectos que no están controlados por las comercializadoras.

  • El Impuesto sobre Hidrocarburos se califica como el céntimo verde, es un tributo exigido por el Gobierno que se aplica sobre el consumo realizado y es de 0,234 c€/kWh.
  • El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un gravamen también exigido por el Gobierno, que debe ser pagado por todos los consumidores del mercado de gas natural y se sitúa actualmente en el 21%.
  • Por último, se encuentra el alquiler del contador de gas natural que tiene un importe de alrededor de 2 euros y es cobrado por la distribuidora de la zona siendo independiente la comercializadora contratada.

¿Cómo ahorrar más en el suministro de gas natural?

Una vez que se conocen todos los conceptos que aparecen en una factura de gas natural, el consumidor puede empezar a buscar una tarifa de gas natural más económica en el mercado y suscribir unos descuentos o condiciones que realmente resulten ventajosos para el mismo durante un periodo de tiempo.

Esto puede conllevar un cambio de compañía de gas natural si la tarifa encontrada no corresponde con la comercializadora actual. Lo mejor de todo es que esta gestión es completamente gratuita, tramitándose en un periodo de tiempo de 15 a 20 días hábiles sin cortes en el suministro y solo entregando documentación que aparece en una factura de gas.

La libertad del mercado permite al consumidor poder elegir comercializador en cualquier momento, sin quedar sujeto a la distribuidora que siempre será la misma que facilite la energía y facilitando que junto a estas rebajas en el precio de gas se puedan encontrar descuentos aún más beneficiosos para el usuario.