Se encuentra usted aquí

El coche eléctrico se asienta con fuerza en España

Coche eléctrico

Los coches eléctricos han comenzado a desplazar a los tradicionales vehículos propulsados por carburante. Este cambio en la tónica de las matriculaciones genera una mejora en el medio ambiente a largo plazo, debido a la drástica reducción de las emisiones de CO2.

Los coches eléctricos en España

El coche eléctrico se asienta, por fin, en España. Las ventas de vehículos sostenibles alcanzaron en nuestro país, en 2015, más del 28,5% de crecimiento superando los dos millares de unidades. Los vehículos híbridos, por su parte, registraron un total de 19.231 unidades, lo que supuso un crecimiento de más del 50%. Por Comunidades Autónomas, las principales capitales son las que se sitúan a la cabeza por cantidad de matriculaciones: Madrid, primera comunidad sobrepasando el millar de matriculaciones, seguida por Cataluña con más de 500, y de Andalucía con más de 150.

En cuanto a los modelos más vendidos, se encuentran como primeras opciones Smart, Nissan Leaf y Renault Zoe, los tres con más de 300 unidades en las calles.

El éxito de Car2go

Car2go es una empresa de alquiler de vehículos por minutos. Presente en treinta ciudades de todo el mundo, en España aún se encuentra disponible únicamente en Madrid. Y es que, recordemos, la filial perteneciente al grupo Daimler opera en nuestro país desde hace solo medio año. Pese a ello, el éxito ha sido imparable, y recientemente ha ampliado su flota en 150 vehículos, alcanzando así los 500 coches eléctricos.

Según la nota de prensa de la empresa, en los primeros cuatro meses de servicio los usuarios han recorrido más de millón y medio de kilómetros. Esto se traduce en una reducción de las emisiones de CO2 de más de 147 toneladas.

Para su funcionamiento, la empresa cuenta con 32 puntos de recarga, con una potencia de 22 kilovatios (kW), que hacen que el período de carga completa de los vehículos sea de 1 hora.

La tarifa de luz para los coches eléctricos

Para la recarga de los vehículos eléctricos existe una tarifa de luz especial denominada supervalle. La tarifa súper valle se engloba dentro de las llamadas tarifas con discriminación horaria y está destinada a la recarga de la batería de los coches eléctricos durante la madrugada. Esta tarifa divide el día en 3 horarios diferentes, donde el período supervalle es hasta un 60% más barato que la media.

Debido a la gran demanda energética que requiere la batería de un coche eléctrico, entre 16 kWh y 30 kWh los más comercializados, es conveniente programar la carga en este horario. Los períodos en los que divide el día la tarifa supervalle son:

  1. El horario punta: es el más caro y se sitúa en las horas de mayor consumo (entre la 13 del mediodía y las 23 de la noche) y lleva sobrecoste, por lo que es un 20% más caro que una tarifa normal.
  2. El horario valle: tiene un precio un 35% más barato que una tarifa normal, y se factura entre las 7 de la mañana y la 13 del mediodía, y entre las 23 de la noche y la 1 de la madrugada.
  3. Y el horario súper valle: que es el más económico de todos, y donde cargaremos la batería del coche eléctrico. Se factura entre la 1 de la madrugada y las 7 de la mañana y el precio es un 60% más barato que en las tarifas normales.

Cuánto consume un coche eléctrico

Cargar la batería de un coche eléctrico en el período supervalle cuesta, de media, cerca de 2,50 €. Si esta carga se hiciera con una tarifa normal, el coste se dispararía hasta alrededor de los 4 €. Hay que recordar que, a diferencia de la clásica tarifa nocturna, el horario de la supervalle no varía entre verano e invierno, por lo que es posible cargar la batería de los coches a la misma hora durante todo el año.

Para realizar la carga de los vehículos eléctricos a nivel doméstico habrá que disponer de un cargador instalado en la vivienda. Existen diferentes tipos de cargadores, clasificados por su potencia, y por si la demanda energética que pueden realizar es fija o variable. En base a esto, el período de carga será mayor o menor, y la potencia contratada en el hogar deberá ser una u otra. Además, cada vehículo eléctrico tiene una tolerancia distinta a la carga, por lo que admiten una potencia máxima distinta.

Actualmente, moverse de forma sostenible ahorra dinero, ya que con menos de 1€ se pueden recorrer más de 100km.