Se encuentra usted aquí

El Bono Social eléctrico aumenta para familias numerosas y parados

Una mayor cantidad de usuario se benefician del Bono Social de luz, así queda demostrado con los datos que se han recogido hasta noviembre de 2014 en el Boletín de Indicadores eléctricos y que demuestra que un 32,9% de las familias con todos sus miembros en paro ha solicitado esta ayuda.

El boletín creado por la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) también detalla, que un 14,6% de las familias numerosas han pedido el bono social, pero recalca que disminuyen los beneficiarios con una potencia inferior a 3kW. Este colectivo supone el 77,8% de los usuarios con opción al Bono Social y ha bajado en un 3,6% desde el último informe.

El otro grupo que también puede gestionar este tipo de tarifa es el de los pensionistas, que también ha ascendido el número de solicitantes en un 1,9% y se une al resto de colectivos que han pedido este Bono Social. Aún así, el número de beneficiarios ha descendido hasta los 2,48 millones y se sitúa en un 1,4% por debajo de los meses anteriores.

¿Cómo ahorrar en electricidad sin el bono social?

El Bono Social es un descuento que se aplica a los consumidores donde todos los familiares están en situación de desempleo, forman parte de una familia numerosa, tienen menos de 3kW de potencia eléctrica o son pensionistas. Es una medida para proteger al consumidor que debe estar en el mercado regulado para poder acceder a esta rebaja en la factura de luz.

Sin embargo, una gran cantidad de clientes no pueden acogerse al Bono Social porque no cumple estos requisitos y por lo tanto deben buscar otras maneras de ahorrar en la factura de electricidad. Se pueden llevar a cabo varios consejos que permiten disponer de un importe eléctrico más barato:

  • Disminuir el consumo eléctrico aprovechando el máximo tiempo posible la luz solar.
  • Sustituir las bombillas clásicas halógenas por LED de bajo consumo.
  • Desenchufar aquellos aparatos eléctricos que no se estén utilizando, evitando así el modo stand by y su consecuente consumo inútil.
  • Evitar los lavados con agua caliente en la lavadora.
  • Mantener una temperatura constante en los aparatos de aire acondicionado o calor, evitando fugas y  velando por el aislamiento.
  • Suscribir una tarifa de luz con un precio bajo.

Encontrar la mejor tarifa de luz del mercado

El principal condicionante de un recibo de luz alto es el precio de la electricidad marcado por la compañía. Encontrar una tarifa que se adapte a los hábitos de consumo del cliente es lo más aconsejable, pero para ello se puede recurrir a un comparador eléctrico que es una aplicación gratuita, donde solo se requieren datos del suministro para iniciar la búsqueda de una oferta más barata.

Esta herramienta se encarga de analizar todas las opciones del mercado, permitiendo disponer de un estudio comparativo sin coste y la facilidad de contratar una oferta que realmente suponga un ahorro. Para ello, el consumidor tiene que fijarse en una serie de conceptos que son indicativo de ahorro:

  • El coste del suministro eléctrico pactado con la comercializadora.
  • Intentar encontrar contratos sin permanencia.
  • Buscar descuentos indefinidos en término de potencia y consumo.

Si incluye un servicio de mantenimiento que sea lo más completo posible. 

Para más información de energía llame al 91 198 10 05