Se encuentra usted aquí

Dar de alta la luz en viviendas nuevas

Irse a vivir a una casa de nueva construcción que jamás ha tenido suministro de ningún tipo puede suponer un terrible quebradero de cabeza para el usuario. Dar de alta la luz, el gas o incluso el agua supone tener que realizar una serie de trámites que para el consumidor podrían resultar complicados. Muchos se estarán preguntando… ¿Qué tengo que hacer para contratar la luz?

¡Buena pregunta! Lo primero que tiene que pensar el usuario es… ¿Cuenta mi vivienda con la instalación eléctrica? Generalmente, los pisos de nueva construcción tienen realizada ya la acometida, dado de alta el Punto de Suministro e incluso se podrá disponer del número CUPS para dar de alta el mismo.

¿Y si mi nueva casa no tiene nada de eso? En ese caso el consumidor tendrá que ponerse en contacto con la distribuidora de su zona para que le dé un presupuesto y le realice toda la instalación pertinente. Para todos los que se lo estén preguntando, cada zona tiene una distribuidora asignada, así que tendréis que informaros sobre cuál es la vuestra para solicitarle la instalación necesaria. ¿Y si tengo todo realizado y solo quiero contratar?

Elegir comercializadora para contratar la luz

¡Ya tenemos la instalación! O ya la teníamos realizada cuando la compramos… Sea el caso que sea, una vez que se toma posesión de la vivienda se tendrá que pensar con quién contratar la luz y éste es un tema importante para los consumidores. Pocos saben aún que en 2009 se realizó la liberalización del sistema eléctrico donde cada usuario tiene una distribuidora que le suministra la electricidad y cada uno puede contratar con la comercializadora que más guste.

Aquí siempre suele haber muchas confusiones porque más de un usuario piensa que solo puede contratar con la “empresa” que suministra en su zona. De eso nada. Por ejemplo, una persona de Alicante podrá contratar con la comercializadora E.ON, que se encuentra situada en Cantabria y no tendrá ningún tipo de problema.

Existen tantas compañías, tantas ofertas y tarifas que uno no sabe cuál escoger entre todas las que hay. Para que no nos volvamos locos en el proceso, siempre es bueno recurrir a un comparador de luz, ya que éste nos mostrará las ofertas que más se ajustan a nuestros criterios de consumo. O lo que creemos que vamos a consumir claro… ¿Y ya está? Sí, pero también te informamos de que tendrás que pagar una serie de derechos a la distribuidora, independientemente de la compañía con la que se contrate.

Pagar derechos de alta

Sí, dar de alta la luz tiene una serie de costes que el consumidor tendrá que abonar, al menos si quiere tener electricidad. No os vamos a engañar, dar de alta la luz es caro y más dependiendo de la potencia contratada. Esto se debe a que tenéis que pagar estos tres conceptos que aunque no lo parezcan son importantes:

  • Derechos de extensión.
  • Derechos de acceso.
  • Derechos de enganche.

La suma de estos tres conceptos dará el precio final que se tendrá que pagar a la hora de contratar la luz y que se abonará en la primera factura de la compañía con la que se contrate. El importe estará alrededor de unos 100 o 200 euros aproximadamente. Mañana os hablaremos sobre dar de alta la luz en una vivienda que ya tuvo suministro anteriormente, ya que los trámites no serán los mismos y resulta interesante saber más sobre el tema. 

Para más información de energía llame al 91 198 10 05