Se encuentra usted aquí

¿Cómo puedo aumentar mi potencia eléctrica?

La potencia eléctrica es la velocidad que utiliza la energía. La necesidad de contratar más potencia depende de los aparatos instalados y de cuántos se conecten para ser utilizados. Cuántos más electrodomésticos se conecten, mayor será la potencia que deberá contratar.

¿Cómo sé si necesito más potencia eléctrica?

Que el Interruptor de Control de Potencia (ICP) salte constantemente cortando el suministro al conectar varios aparatos a la vez, o que las necesidades del usuario cambien, son los principales motivos para solicitar un aumento de potencia eléctrica.

Al realizar la instalación eléctrica de la vivienda, la distribuidora se encarga de instalar el contador y también el ICP, sistema que se encarga de controlar la potencia que es utilizada. Este saltará cada vez que se supere el término de potencia cortando el suministro momentáneamente.

¿Existen aplicaciones para estimar la potencia?

Se recomienda estimar el término de potencia adecuado para un usuario con el fin de ahorrar en la factura de la luz y evitar  cambios en la potencia. Para ello, existen diversas formas para estimar este concepto, algunas siendo más precisas que otras.

La forma más rápida y sencilla de medir la energía necesaria es a través de una calculadora de potencia eléctrica. Esta aplicación solo necesita saber la cantidad de aparatos que se tiene, estimando todos los que pueden estar conectados a la vez, pero no facilita un dato muy exacto sino más bien aproximado.

Si se busca una manera más precisa, la mejor opción es contratar a un electricista que realice el cálculo. Así el usuario se asegura una mayor exactitud aunque deberá pagar los servicios del técnico.

¿Qué son las potencias normalizadas?

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo reguló en 2006 las potencias normalizadas, por lo que desde ese momento los contratos eléctricos deben ajustarse según su instalación y la intensidad del ICP a los parámetros de la tabla inferior.

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

Aunque por el momento no se trata de una medida obligatoria.

Aumentar la potencia contratada en mi vivienda

Es posible que salte el ICP continuamente al conectar varios aparatos a la vez, dado que sus necesidades pueden haber cambiado y por lo tanto se requiere más potencia. Por esta razón, es posible que necesite aumentar la potencia contratada de la vivienda y para ello tiene que ponerse en contacto con la compañía actual o con otra que le ofrezca una mejor oferta.

La compañía será la encargada de realizar el aumento de potencia solicitando el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) siempre que la potencia sea superior a la potencia admisible que aparece o si este documento tiene más de 20 años y por lo tanto ha caducado ya.

Es importante estar seguro de la potencia nueva a contratar ya que esta se tendrá que mantener como mínimo un año.

¿Pagaré más por la potencia eléctrica?

Cuanta más potencia eléctrica se contrate en la vivienda, mayor será el importe que habrá que pagar en la factura. Esto ocurre así porque el término fijo aumenta, dado que se han suscrito más kilovatios (kW) de los que había contratados y este término se abona mensualmente e incluso cuando no se efectúa consumo alguno.

También debe tener en cuenta que no solo tendrá que pagar más todos los meses. El aumento de potencia eléctrica supone un coste a la hora de tramitarlo, cobrado por la distribuidora en base a los kW que se quieren contratar, y basándose en los siguientes derechos que reflejamos a continuación:

  1. Los derechos de extensión que son 17,37€/kW + IVA.
  2. Los derechos de acceso que son 19,70€/kW + IVA.
  3. Los derechos de enganche son 9,04€ + IVA.

Formas de ahorrar al aumentar la potencia

La mejor forma de ahorrar al contratar un aumento de potencia es buscar la compañía comercializadora que ofrezca el término fijo más bajo, ya que es en este campo en el que la factura se verá más afectada. Además hay otras maneras de ahorrar:

  • Uso inteligente de los electrodomésticos: utilizar electrodomésticos eficientes en consumo de energía (calificación energética A), llevar un correcto mantenimiento de los mismos, ajustar las temperaturas a 5ºC en el frigorífico y -18ºC en el congelador, aprovechar el calor marginal para terminar de cocinar y no dejar electrodomésticos en standby.
  • Uso de temperatura adecuada de calefacción y aire acondicionado: la temperatura recomendada es de 20 grados para los meses de frío y 25 grados para los meses de verano. 
  • Adaptar el uso de los electrodomésticos: programar o hacer coincidir el uso de determinados electrodomésticos con las horas en las que la electricidad es más barata.

Para más información de energía llame al 91 198 10 05