Se encuentra usted aquí

Baja el número de familias con Bono Social

El precio de la electricidad sube un 11% en el tercer trimestre del año, según ha confirmado el Ministerio de Industria la semana pasada y causa más dificultades a los consumidores domésticos. Actualmente, España tiene uno de los recibos eléctricos más caros de toda Europa y hasta 200.000 familias han dejado de recibir el Bono Social.

Durante el año 2011, fueron 2.700.000 familias las que se acogieron al Bono Social y hasta el 2013 esta cifra ha bajado hasta situarse en los 2.500.000 hogares españoles. Sin embargo, el Gobierno asegura que pueden favorecerse de esta ayuda hasta cinco millones de personas.

¿Qué es el Bono Social?

El Bono Social es una medida que se implantó en el año 2009 para ayudar a los consumidores, especialmente aquellos que estuvieran en riesgo de pobreza energética y la ayuda consiste en aplicar un 25% de descuento en la factura de la luz. Esta medida de protección se puede solicitar si se cumple cualquiera de estos requisitos:

  • Tener menos de 3 kilovatios (kW) de potencia contratada.
  • Pensionistas por incapacidad, viudedad y mayores de 60 años.
  • Hogares donde todos los residentes están en paro.
  • Las familias numerosas también pueden acogerse a este descuento.

Teniendo en cuenta la crisis que afecta a España, cada vez son más los consumidores que cumplen estas condiciones y aún así baja el número de familias que se benefician de este tipo de descuento.

Nadie debe olvidar que este sistema estuvo financiado primero por las eléctricas, pero después el sistema de electricidad tuvo que hacerse cargo del mismo, y actualmente han vuelto a ser las pequeñas comercializadoras las que se han encargado de ello.

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

Los consumidores pueden acogerse al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), donde pueden tener un precio para cada hora del día o un precio medio ponderado, mientras que otros deciden pactar directamente un importe con la comercializadora. En este escenario tan cambiante, la mejor opción es contratar una tarifa sin permanencia y que permita flexibilidad al usuario.

Para iniciar la búsqueda de una tarifa más barata, lo mejor es recurrir a un comparador de luz y encontrar aquella que se ajuste a sus necesidades. Es conveniente encontrar ofertas que incorporen varios de estos requisitos de contratación para el cliente:

  • Descuentos indefinidos.
  • Contratos sin permanencia.
  • Servicios de mantenimiento adicionales.
  • Contratación electrónica o telefónica. 

Para más información de energía llame al 91 198 10 05