Se encuentra usted aquí

Aumenta el descontento de los consumidores con el servicio eléctrico

distribucion

Más de la cuarta parte de la familias consideran caro y poco claro el servicio eléctrico. Esto se convierte en un problema que las compañías tienen que atajar antes de que se haga mayor.

Según los datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los consumidores españoles valoran el servicio eléctrico como el peor dentro de los servicios básicos. El segundo Panel de Hogares relativo a la satisfacción con los servicios concluye que en el último trimestre de 2015 el 25.9% de los hogares está poco o nada satisfechos con el servicio eléctrico, casi un punto y medio más que el semestre anterior.

Dentro de los servicios básicos los usuarios consideran que las compañías eléctricas son las que peor suministro prestan, por encina del gas natural, que se sitúa en un 14.5%, de la banda ancha fija, 18.4%, televisión de pago, 17.8% o Internet móvil 13.6%.

Las principales quejas relativas al servicio eléctrico vienen por el precio del servicio o la claridad en la factura. Casi el 93% de los consumidores consideran que el servicio es muy caro y el 60.3% se muestra poco o nada satisfecho con los precios de los servicios eléctricos.

La mitad de los usuarios consideran que las facturas y tarifas eléctricas no son claras. 6 de cada 10 consumidores realizan reclamaciones relativas a problemas de facturación.

En el sector del gas natural, los resultados aunque muy similares son algo mejores y el mayor porcentaje de descontento, un 46.7% de los hogares, viene dado por el precio una vez más.

Como aspecto positivo, la calidad del servicio, únicamente el 18.6% de los consumidores se ha mostrado descontento y el 15% ha presentado una reclamación.

Mercado eléctrico y de gas natural

En 2008 y 2009 se produjeron la liberalización del mercado gasista y eléctrico español respectivamente, permitiendo así diferenciar entre distribuidoras y comercializadoras.

  • Distribuidora: es la encargada de transportar la energía hasta los distintos suministros. Se encarga de la instalación, canalización e insertación de los contadores.
  • Comrecializadora: es la responsable de vender la energía a los consumidores finales.

Distribuidoras eléctricas y de gas natural

En el mercado eléctrico y de gas natural la distribuidora es única y no se puede elegir, es el Gobierno el encargado de su reparto por zonas y los consumidores no pueden cambiar de distribuidora. Desde la liberalización del mercado las compañías energéticas separaron ambos negocios.

Las principales distribuidoras eléctricas en España son: Iberdrola, con el mayor número de suministros, Endesa, Gas Natural Fenosa, EDP y Viesgo.

 

En el mercado de gas natural Gas Natural Fenosa es la principal distribuidora, además de Endesa, EDP y Madrileña Red de Gas en Madrid.

 

Comercializadoras eléctricas y de gas natural

Al contrario que las distribuidoras, las comercializadoras operan en todo el territorio y los consumidores pueden elegir con que compañía contratar el suministro tanto eléctrico como de gas natural. No tiene porque coincidir la comercializadora con la distribuidora si esta no es la que mejores condiciones ofrece.

Los consumidores tienen que tener en cuenta tanto las tarifas de las distintas compañías, como las condiciones de contratación y sus necesidades personales.

Entender la factura de la luz y el gas natural

A través de las facturas de energía que reciben los consumidores periódicamente, de manera bimestral, las comercializadoras muestran los distintos aspectos que los clientes deben afrontar para pagar el recibo de la luz o del gas natural.

Aunque la presentación puede ser diferente, el contenido es el mismo independientemente de la compañía. Cada factura muestra una serie de conceptos como son:

  1. Término fijo: importe que el usuario debe abonar independientemente del consumo realizado, incluso si no se ha realizado consumo alguno.
  2. Término de consumo: define el precio por kilovatio hora (kWh) de energía que el usuario paga. Se calcula el consumo y se multiplica por ese término.
  3. Alquiler del contador
  4. Impuestos sobre la eléctricidad o sobre los hidrocarburos en el caso del gas natural.
  5. mpuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Además ofrecen información del suministro, del consumo, la tarifa contrata y datos relativos al cliente y la compañía.