Se encuentra usted aquí

Aspectos a tener en cuenta en la individualización de los consumos de calefacción

Calefacción de gas

En un principio, se preveía que a partir de 2017 sería obligatorio contar con sistemas de medición individual para contabilizar los consumo de calefacción, pero al transponerse parcialmente la Directiva el pasado febrero, fecha en la que se aprobó por Real decreto parte de la Directiva europea de Eficiencia energética, la individualización de los consumos de calefacción quedaba pospuesta hasta nueva fecha.

Esta medida representa un potencial de ahorro energético estimado en un 40% según el IDAE y es que desde hace décadas es un sistema muy utilizado en Europa. En un sector, como el residencial, que se caracteriza por un alto consumo de energía, la individualización del consumo de calefacción en instalaciones que cuentan con calefacción central traería beneficios energéticos, económicos, sociales y medioambientales a tener en cuenta.

Repasamos ciertos aspectos a tener en cuenta en la individualización de los consumos de calefacción:

 Es recomendable instalar sistemas de medición individual en edificios que cuenten con calefacción centralizada. Es una medida que fomenta el ahorro de energía y la eficiencia energética. De hecho, la individualización de consumos de calefacción es un sistema de probada eficacia en Europa desde hace décadas y aunque no sea una mejora de la eficiencia energética en sí misma si ofrece la posibilidad de hacer un mejor uso de la instalación de calefacción y fomenta el ahorro de energía.

 Dependiendo del tipo de calefacción centralizada que tengamos en el edificio, se instalarán para contabilizar los consumos de calefacción: contadores de energía o repartidores de costes de calefacción en radiadores.

  • Si la calefacción centralizada es de tipo horizontal: contadores de energía que registran el consumo que se realiza en la vivienda de forma exacta.
  • Si la calefacción centralizada es de tipo vertical (la distribución del agua se produce de abajo a arriba) se instalarán repartidores de costes en los radiadores para contabilizar el consumo de calefacción y se acordará cómo realizar la tarificación del reparto de costes.

 Repartidores de costes de calefacción son unos dispositivos que registran el consumo individual en cada piso, de tal forma que luego se pueden repartir los costes de calefacción de forma proporcional al consumo que se produce en cada piso.

Formas de contabilizar el consumo.

  • Un sistema puede ser el doble reparto, por el que entre el 20-40 % del coste se destina a cubrir las pérdidas de energía de generación en calderas o en las tuberías de distribución, es decir, los costes derivados de la calefacción centralziada, y el resto, entre el 80 y el 60%, se reparte proporcionalmente al consumo que registran los repartidores de cada usuario.

Tipos de lecturas:

Existen diferentes modelos de gestión de la lectura, reparto de gastos y facturación de las instalaciones de calefacción que cuentan con estos sistemas, de manera que en cada edificio se puede optar por el que más se ajuste a sus necesidades, definiendo cuestiones como: compra o alquiler de los equipos de medida y/o del sistema de lecturas; frecuencia de lecturas (diaria, semanal, mensual, bimestral, una por temporada, etc.); frecuencia de facturación (mensual, bimestral; cuota fija con regularización anual, etc.); facturación con medios propios o subcontratados.

 Instalación de válvulas termostáticas en radiadores:

  • Si a los repartidores de costes le añadimos la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores obtendremos una mayor eficiencia energética de la instalación, ya que en este caso, si es posible obtener un mayor control sobre la instalación y decidir la temperatura deseada en cada estancia, consiguiendo mayor confort y ahorro energético.

En un momento en el que reducir el consumo energético derivado de sistemas e instalaciones ineficientes es vital para reducir el impacto ambiental de los sistemas de calefacción así como implicar al consumidor en el uso racional de los sistemas relacionados con la energía, recomendamos la instalación de sistemas de medición individual.

Por tanto, aunque no sea obligatorio desde el punto de vista normativo a día de hoy, en edificios existentes con instalaciones de calefacción centralizada es muy aconsejable la instalación de repartidores de costes junto con válvulas termostáticas en los radiadores, puesto que es una medida de gran racionalidad técnica y rentabilidad económica.

Para más información de energía llame al 91 198 10 05